1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Merkel visita soldados alemanes en Afganistán

La canciller alemana, Angela Merkel, se reunió con el presidente afgano, Hamid Karzai, en su primera visita a Afganistán.

default

Angela Merkel y Hamid Karzai durante la conferencia de prensa en Kabul.

La canciller alemana, Angela Merkel, se reunió en Kabul con el presidente afgano, Hamid Karzai, al que reafirmó el compromiso de Alemania para reforzar la seguridad en Afganistán, donde están desplegados cerca de 3.500 soldados germanos bajo mando de la OTAN.

Merkel llegó a la capital afgana en una visita sorpresa, realizada al término de su viaje a India. La canciller se reunió además con el comandante Dan McNeill y el enviado especial de la ONU, Tom Königs, quienes le informaron sobre la situación de la seguridad en Afganistán.

En una conferencia de prensa con Karzai, la jefa del Gobierno alemán destacó la necesidad de aumentar la capacidad de las fuerzas de seguridad afganas para lograr llevar estabilidad al país, en el que sólo este año han muerto más de 5.200 personas a causa de la violencia.

Bundeskanzlerin Angela Merkel in Afghanistan PK mit dem afghanischen Präsidenten Harmid Karzai

Merkel coincidió en que los esfuerzos contra el terrorismo y por la reconstrucción del país tienen que tener "un rostro afgano".

El objetivo de la política exterior germana es que paso a paso Afganistán esté cada vez más en posición de tomar su destino en sus manos. En este sentido, insistió en que entrenar a la Policía y el Ejército es una prioridad. Ofreció más ayuda de su país para la formación de la policía local y agregó que evaluará si su Gobierno puede asignar mayor capital para esta tarea en su presupuesto del 2008.

El flanco sur

El Ejército afgano entrenado por Estados Unidos ha hecho grandes avances desde que las fuerzas afganas y estadounidenses derrocaron a los talibanes en el 2001.

Pero dado que la insurgencia talibana ahora recurre menos a la lucha convencional y más a los ataques suicidas y a las bombas al costado de carreteras, la policía afgana – mal entrenada, con pocos hombres y pobremente equipada- es ahora la línea de defensa contra los asaltos de insurgentes.

Alemania lidera el entrenamiento de la policía afgana y ha gastado 74 millones de euros en la fuerza desde el 2002.

Por su parte, Karzai agradeció la labor de Alemania en Afganistán y consideró que la situación en algunos lugares del sur del país es motivo de "seria preocupación".

"Como ha dicho la canciller, es necesario un esfuerzo. Afganistán y la comunidad internacional tienen que intentar, juntas, impulsar la capacidad de las fuerzas afganas en número, entrenamiento y equipamientos", apuntó.

El presidente afgano se refirió a la reciente toma de posiciones de los talibanes en dos distritos de la provincia de Farah, en el oeste del país, y consideró que la razón del poder insurgente en esa zona "está clara: la debilidad de las fuerzas afganas".

Libertad duradera

Merkel visitó junto con Karzai una escuela en Kabul reconstruida
con fondos alemanes. "Los afganos sabemos que Alemania es uno de nuestros buenos, viejos amigos", aseguró Karzai al agradecer a Berlín su ayuda.

La canciller alemana partió posteriormente hacia Mazar i Sharif, en el norte del país, donde se encuentra el grueso del contingente alemán. De ahí regresará a Berlín.

La visita no anunciada de Merkel es la primera que la canciller realiza a Afganistán. La última visita a Afganistán de un jefe de gobierno alemán fue realizada por el canciller Gerhard Schröder en 2004.

Ignorando la opinión pública alemana que se opone fuertemente a la misión en Afganistán, el Parlamento germano aprobó a mitades de octubre pasado prolongar un año más dos de sus misiones en Afganistán, lo que supone la permanencia de seis aviones Tornado de reconocimiento y de los 3.500 soldados integrantes de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo mando de la OTAN.

El próximo 15 de noviembre se someterá a votación la prolongación de la operación "Libertad Duradera", bajo mando de EE.UU. en la que participan un centenar de efectivos alemanes.

DW recomienda