1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel se impone

La canciller alemana obtuvo el respaldo del presidente francés y del primer ministro taliano para reformar los tratados europeos, con miras a poder sancionar a los países que traspasen los límites de endeudamiento.

Minicumbre en Estasburgo: Merkel, Sarkozy y Monti.

Minicumbre en Estrasburgo: Merkel, Sarkozy y Monti.

Angela Merkel no cede. Y ha logrado imponerse en la cumbre que sostuvo este jueves en Estrasburgo con el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y el primer ministro italiano, Mario Monti. Por lo menos no se escucharon de sus bocas críticas a la postura alemana. En cambio, hubo gestos tendientes a limar asperezas, muestras de comprensión y, lo que es más importante para Merkel, apoyo a su demanda de reformar los tratados europeos para poder poner coto al sobreendeudamiento de países de la eurozona.

Unión Fiscal

El presidente francés se esfuerza por limar asperezas.

El presidente francés se esfuerza por limar asperezas.

Según anunciaron los gobernantes europeos tras su encuentro, Merkel y Sarkozy presentarán una propuesta conjunta sobre una revisión de los tratados europeos antes de la cumbre que la Unión Europea sostendrá el 9 de diciembre. En la mira están enmiendas que permitan sancionar eficazmente a los países que transgredan los límites de endeudamiento acordados. Hasta ahora, el tope del 3% del PIB establecido en el tratado de Maastricht se ha rebasado decenas de veces, sin que haya habido consecuencias reales para los infractores de la disposición. Y eso ha de cambiar.

Según aclaró Merkel, la iniciativa apunta hacia una “unión fiscal“. Se piensa, por ejemplo, en establecer sanciones automáticas contra quienes se excedan en su endeudamiento. También Monti concordó con la necesidad de tales mecanismos, indicando que no puede haber discusiones políticas sobre sanciones cuando se violan las reglas de estabilidad que los propios países de la eurozona se han impuesto.

Independencia del BCE

La canciller alemana hizo hincapié en que las ideas de reformas no atañen en absoluto al Banco Central Europeo. Merkel subrayó que su papel es asegurar la estabilidad monetaria. Sus palabras tuvieron una resonancia especial, después de que en París y otras capitales se plantearan demandas de una mayor participación del BCE en los esfuerzos por superar la crisis de la eurozona. Y, de momento, la gobernante alemana puede darse por satisfecha, ya que también Sarkozy aseguró que no habrá demandas en este sentido.

Eurobonos

Sarkozy y Monti evitaron fricciones con Merkel.

Sarkozy y Monti evitaron fricciones con Merkel.

Con respecto al otro punto de discrepancia, los eurobonos, Merkel tampoco retrocedió. Mientras Monti los considera positivos, en el marco de una integración fiscal, y Sarkozy estima prematura la discusión al respecto, la canciller alemana mantiene sus objeciones de fondo: los eurobonos, a su juicio, debilitarían a todos, al nivelar las tasas de interés. En su opinión, esa nivelación sólo es saludable si emana del mercado, pero no si se impone artificialmente.

Más aún, la jefa del gobierno de Berlín estimó que la diferencia entre los intereses que ha de pagar cada país para colocar sus bonos en el mercado tiene el efecto saludable de poner de manifiesto dónde hay cosas que arreglar. En definitiva, Merkel se mantiene firme y ni siquiera se dejó amilanar por una noticia de la víspera, que causó inquietud y también algo de sorna en la prensa europea: Alemania, considerada puntal de la Eurozona, tuvo dificultades para colocar bonos a 10 años plazo, que simplemente no despertaron suficiente interés en los inversionistas.

Autora: Emilia Rojas

Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda