Merkel se dice preparada para reactivar la economía alemana | Europa | DW | 09.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel se dice preparada para reactivar la economía alemana

La canciller alemana, Angela Merkel, intentó rebajar la preocupación después de los malos datos económicos dados a conocer este jueves (09.10.2014) y aseguró que el gobierno está "preparado" para emprender las medidas que sean necesarias para reactivar la economía. "El informe de otoño de los principales institutos económicos alemanes no ha sorprendido al gobierno", reconoció la mandataria alemana tras un encuentro con la primera ministra de Polonia, Eva Kopacz.

Merkel indicó que en la reunión que mantuvieron esta semana los partidos del gobierno de coalición alemán -la Unión Cristianodemócrata (CDU), su partido hermanado, la Unión Cristianosocial (CSU), y el Partido Socialdemócrata (SPD)- ya hablaron de cómo llevar a cabo posibles "inversiones adicionales" en ámbitos como el digital o el de las energías renovables, entre otros. Asimismo, informó que el gobierno está trabajando para poder reducir la burocracia en el país.

Estas declaraciones llegaron unas horas después de que los principales institutos económicos de Alemania rebajaran sus pronósticos de crecimiento de la economía germana para este año y el siguiente. Los expertos del instituto Ifo de Múnich, del DIW de Berlín, del RWI de Essen, así como del IWH de Halle, alertaron de que la economía alemana se prepara para una posible fase de debilitamiento: las expectativas de la coyuntura económica se enfrían, mientras las exportaciones -uno de los principales pilares de la economía germana- se contraen (en agosto cayeron un 5,8 por ciento respecto al mes anterior). En concreto, los institutos de investigación económica esperan para este año un crecimiento de un 1,3 por ciento y para el próximo año de un 1,2 por ciento. Hace medio año, los expertos pronosticaron un crecimiento de un 1,9 por ciento para 2014 y de un dos por ciento para 2015.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, también es consciente de los problemas que entraña esta debilidad interna del país. "Debemos dar a las inversiones una mayor prioridad", reconoció durante el congreso anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington. Sin embargo, el titular de las finanzas alemanas insistió de nuevo en la necesidad de no llevar a cabo programas de fomento de la coyuntura económica alemana a base de crear nuevas deudas. "Déficit elevado para un mayor crecimiento es el camino erróneo", afirmó.

Cada vez más voces se alzan en contra de la política presupuestaria del gobierno alemán de contar a toda costa con unos presupuestos equilibrados con cero nuevo endeudamiento en 2015, a pesar de que esto se haga en detrimento de no emprender inversiones necesarias en ámbitos como el de las infraestructuras.

Prestigiosos economistas como el presidente del instituto económico DIW de Berlín, Marcel Fratzscher, acusaron recientemente al gobierno alemán de dinamitar el futuro: "Inversiones bajas limitan el rendimiento de la economía", aseguró Fratzscher (dpa).