1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel reclama "un esfuerzo" de la UE para ayudar a los refugiados

La canciller alemana pidió que la Unión Europea hiciera "un esfuerzo" para enfrentar los desafíos que plantea la crisis migratoria en el Viejo Continente.

Angela Merkel y el vicecanciller, Sigmar Gabriel, en conferencia de prensa.

Angela Merkel y el vicecanciller, Sigmar Gabriel, en conferencia de prensa.

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió este lunes (7.9.2015) "un esfuerzo de la Unión Europea (UE)" para poder hacer frente a la crisis migratoria en Europa, después del acuerdo del gobierno alemán para, entre otras cosas, incrementar la partida presupuestaria.

La mandataria dejó claro que ahora le toca a Europa actuar, se mostró convencida de que se conseguirá alcanzar un acuerdo a nivel europeo e insistió en la necesidad de contar con un "reparto justo y solidario de los refugiados".

"Somos una Europa de valores", recordó. "Nadie en Europa puede decir que no tiene nada que ver con la crisis de refugiados", agregó durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la coalición del gobierno alemán, formado por la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, la Unión Cristianosocial (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD). En este encuentro, el gobierno alemán decidió incrementar la partida presupuestaria en 3.000 millones de euros (3.350 millones de dólares) en 2016. "Es la respuesta a un desafío nacional común", explicó la canciller.

Medidas se aprobarán en octubre

Asimismo, Merkel anunció que el gobierno alemán aprobará todas las medidas legales necesarias en octubre. "Alemania debe actuar igual de rápido que durante la crisis griega", afirmó. Junto con los 3.000 millones de euros del Estado alemán, los estados federados y las comunas recibirán otros 3.000 millones de euros, según el documento aprobado esta madrugada. En 2015, el Estado dispuso de 1.000 millones de euros para ayudar a los refugiados.

Sin embargo, Merkel no descarta que el coste de los refugiados pueda alcanzar los 10.000 millones de euros el próximo año. "Se trata sobre todo de contar con centros de acogida dignos para cerca de 150.000 personas", declaró la líder cristianodemócrata. "Todavía no contamos con ellos".

"Significado histórico"

Dentro de esta crisis, la canciller alemana resaltó el "significado histórico" que tiene el reconocimiento internacional de la disposición de Alemania para acoger a los refugiados. "Lo encuentro absolutamente conmovedor", dijo.

"Esto es algo de gran valor si se echa una mirada a nuestra historia", indicó, al mismo tiempo que aseguró alegrarse de que "Alemania se haya convertido también en un país en el que muchas personas de fuera de Alemania ponen sus esperanzas".

Por su parte, el vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, ve la lucha contra las elevadas cifras de refugiados en el país como el "mayor desafío desde la reunificación alemana (1990)", a la que es necesario reaccionar con "confianza y realismo". Asimismo, destacó que "Alemania muestra una imagen de la que puede estar orgullosa".

Junto con la gran disposición a ayudar, los ciudadanos también están preocupados y tienen miedo de si se va a poder lograr todo. "Habrá también conflictos", reconoció. "Está claro que conseguiremos acoger y también integrar a los 800.000 refugiados que se esperan este año, pero también está claro que no podremos repetirlo cada año durante largo tiempo", agregó. "Y al mismo tiempo necesitamos otra política europea de refugiados".

En el acuerdo alcanzado el domingo, la coalición quiere ampliar también por ley el círculo de los llamados estados de origen seguros a Kosovo, Albania y Montenegro. En 2014 el gobierno alemán ya incluyó en esta lista a Serbia, Macedonia y Bosnia-Herzegovina. Esta clasificación sirve para enviar más rápidamente de vuelta a sus países de origen a los solicitantes de asilo.

CP (dpa, efe, rtr)