1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel pide más solidaridad en política migratoria

Las diferencias sobre la política de refugiados volvieron a ser tema de conversación en el encuentro entre Alemania, República Checa y Eslovaquia en Berlín

“Creo que en Europa tiene que haber más solidaridad ", dijo la canciller Angela Merkel hoy en Berlín. Formalmente, las decisiones de la Unión Europea sobre política de refugiados se hicieron correctamente. “Sin embargo, hemos aprendido que algunos países son muy sensibles en lo que respecta a refugiados y migración”, declaró la líder de la CDU durante su reunión con los primeros ministros de Eslovaquia y la República Checa, Robert Fico y Bohuslav Sobotka.

Durante el encuentro, los tres políticos reconocieron diferencias fundamentales sobre la política de refugiados. Sobotka y Fico rechazaron la cuota de redistribución de refugiados acordada por  la UE y pidieron una "solidaridad flexible". Sus países están dispuesto a ayudar, pero más  bien en los países de origen.

Merkel admitió que todavía hay que debatir sobre el tema y volvió a exigir solidaridad dentro de la UE. Reconoció que la medida acordada por mayoría en 2015 se había enfrentado a mucho escepticismo en algunos estados. Sin embargo, todavía no hay solución para distribuir las cargas para entre los países miembros. La decisión de relocalizar a 160.00 refugiados solo se aplicó hasta ahora parcialmente, porque los países de Europa del Este se niegan a aceptar su cuota. Mientras, los estados con fronteras exteriores de la UE, como Italia y Grecia, exigen ayuda al resto de socios por la oleada de refugiados.

Italia y las fronteras exteriores

La canciller aseguró a Italia más solidaridad en la crisis migratoria, pero al mismo tiempo insistió en el cumplimiento de las obligaciones.  El país mediterráneo se encuentra en una posición difícil, puesto que la UE no ha llegado a un acuerdo con Libia para regular la migración. Por otra parte, los migrantes que entran por Italia tienen pocas posibilidades de permanecer en la UE y tampoco podrían ser redistribuidos a otros países miembros, admitió Merkel. Como muestra de solidaridad, Alemania se ofreció a reasentar a unos refugiados 500 al mes.

El motivo de la reunión en Berlín fue el 25 aniversario de la firma del tratado de vecindad germano-checoslovaco.  Además de hablar sobre migración, Alemania, la República Checa y de Eslovaquia acordaron mejorar la competitividad, y fortalecer el crecimiento económico y la investigación  para la expansión de su cooperación. El primer ministro de Eslovaquia Fico y su homólogo checo Sobotka hicieron hincapié en la importancia del triángulo económico Berlín-Praga-Bratislava. Por su parte, Merkel elogió las buenas relaciones entre los dos países con Alemania.

qu/uh (DW, dpa, rtr)

DW recomienda