1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel no fue informada de decisión de devolver a refugiados

La canciller alemana, Angela Merkel, no fue informada con antelación de la decisión del ministerio del Interior de volver a aplicar el Convenio de Dublín, el reglamento europeo que implica devolver a refugiados al país por el que ingresaron en la Unión Europea.

La decisión fue tomada enteramente por la cartera del Interior que dirige el democristiano Thomas de Maizière, señaló la vice portavoz de Merkel, Christiane Wirtz. Sin embargo, la decisión no debiera ser tomada como un viraje de la política de apertura hacia los refugiados, dijo Wirtz: "Esto no tiene nada que ver con ningún cambio de nuestra política", subrayó y agregó que el regreso a la directiva de Dublín simplemente significa que las reglas de la Unión Europea siguen en vigor.

El Ministerio del Interior comunicó el martes (10.11.2015) de forma inesperada el regreso a las normativas europeas de asilo político, que había dejado sin efecto el 25 de agosto para el caso de los sirios para evitar una sobrecarga de las autoridades de migración.

Un portavoz del Interior informó que Alemania estaba aplicando el procedimiento de Dublín desde el 21 de octubre y que la directiva también regía para los refugiados sirios. Precisó que se devolverían migrantes a otros países miembros de la UE con excepción de Grecia.

Ni Merkel ni su ministro Peter Altmaier, designado para coordinar la política de refugiados, estaban al tanto de la medida, señaló la portavoz. Tampoco estaba notificado el ministro de Exteriores, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, señaló el portavoz de éste, Martin Schäfer.

El ministro De Maizière causó revuelo el viernes pasado al anunciar que la única forma de lidiar con el continuo flujo migratorio era dejar de otorgar automáticamente asilo a sirios, recortar en algunos casos el permiso de residencia de tres años a uno y negar el derecho a la reagrupación familiar.

El socio menor de Merkel, el Partido Socialdemócrata, protestó y el titular de Interior dio marcha atrás. Sin embargo, una voz de peso como la del ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, salió el domingo en defensa de su colega y abogó por endurecer las condiciones de asilo.

Los opositores Verdes acusaron a la coalición de Merkel de generar "el puro caos en la política de refugiados". La presidenta de la agrupación, Simone Peter, afirmó que las marchas y contramarchas están dañando a Alemania y a los solicitantes de asilo (dpa).