1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Merkel justifica ante Parlamento envío de armas a kurdos iraquíes

La canciller alemana, Angela Merkel, justificó el envío de armas a los kurdos que combaten a las milicias fundamentalistas de Estado Islámico (EI) en el norte de Irak.

"No hay conflicto en el mundo que se solucione solamente por la vía militar, pero hay situaciones en las que sólo los medios militares ayudan para conseguir una solución política", dijo Merkel en una sesión extraordinaria del Parlamento en la que esgrimió las razones para romper con la tradición alemana de no enviar armamento a regiones en conflicto.

Merkel alegó que los fundamentalistas de Estado Islámico (EI) han cometido "actos de una brutalidad inimaginable" en la región que deben ser impedidos en el futuro. "Eliminan de su camino con crueldad todo lo que no encaja con su cosmovisión. Están abusando de la religión de una forma horrorosa para legitimar el asesinato, el terror y el imperio de la violencia".

"Existe la amenaza de desestabilización de una región ya de por sí frágil y esto tendría también efecto en Europa. También para nosotros aumenta el peligro y se ven afectados nuestros intereses de seguridad", recalcó la mandataria.

Seguridad, "en peligro"

Merkel lrecordó las decisiones de gobiernos anteriores de participar en la misión de la OTAN de Kosovo o de enviar tropas a Afganistán. "El inmenso sufrimiento clama al cielo y nuestros intereses de seguridad están en peligro", insistió Merkel.

"Tenemos la posibilidad de salvar vidas y evitar más matanzas en Irak. Tenemos la oportunidad de impedir que los terroristas tengan otro lugar seguro donde refugiarse. Tenemos que aprovechar esta oportunidad", agregó. Merkel anunció que Alemania pondrá a disposición armas a los kurdos "a escala limitada y en estrecha coordinación" con los socios y con la "expresa aprobación del gobierno central iraquí". "Esta decisión tiene un gran alcance. Pero hemos sopesado todo de manera muy cuidadosa", repitió ante los diputados.

El gobierno alemán dispuso el domingo el suministro de misiles antitanque y ametralladoras y una serie de armas por valor de 70 millones de euros (91 millones de dólares) a los combatientes de la región autónoma kurda de Irak.

Berlín enviará 30 lanza-misiles antitanque del tipo Milan y 500 proyectiles así como 16.0000 ametralladoras y fusiles de asalto, bazucas y 8.000 pistolas, entre otro material bélico, para armar a unos 8.000 efectivos kurdos. Además, el gobierno de Merkel se comprometió a destinar otros 50 millones de euros en ayuda humanitaria, pero descartó de plano el destacamento de tropas alemanas en la región.

Berlín rompe un tabú

El gobierno alemán rompe así con una tradición y suministra armas por primera vez a una facción beligerante, interviniendo directamente en un conflicto armado. La decisión ha generado polémica en un país que abrazó el pacifismo como consecuencia de dos guerras devastadoras. Dos tercios de la población rechazan en las encuestas el envío de armamento.

El gobierno alemán tiene competencia exclusiva en este campo. El envío de tropas precisa un mandato del Parlamento, pero no el suministro de armas. No obstante, los diputados votarán de forma simbólica. Se espera que una clara mayoría de diputados oficialistas respalde la moción, mientras que la oposición ha anunciado su rechazo.

Esta no es la primera vez que se envían armas alemanas a una región en conflicto. Alemania provee desde hace décadas a Israel de armamento y equipamiento militar, independientemente de la situación en el Cercano Oriente. El derecho de existencia de Israel es política de Estado en Alemania desde el genocidio de los judíos de Europa a manos de los nazis.

En el caso de Irak, Alemania respalda por primera vez a una facción en conflicto que no es un aliado tradicional. El gobierno autónomo kurdo de Irak persigue fines que son rechazados e incluso considerados peligrosos por Berlín. El presidente de la región kurda iraquí, Massud Barsani, quiere la independencia de Irak. Los kurdos iraquíes reciben ayuda militar de varios países en su lucha contra los terroristas islámicos. Estados Unidos e Irán los proveen de armas desde hace tiempo. Francia, el Reino Unido e Italia también suministrarán armas.

CP (dpa, efe)