1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel, Hollande y Tsipras acuerdan seguir negociando

Reunidos en Bruselas, los dirigentes concordaron en que Atenas y los acreedores deben seguir en la mesa, dialogando “con elevada intensidad”.

La tan anunciada reunión entre la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés François Hollande y el primer ministro griego Alexis Tsipras tuvo lugar finalmente la noche de este miércoles (10.06.2015) en Bruselas, luego de una cena ofrecida en el marco de la cumbre que reúne en esa ciudad a la Unión Europea con los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El encuentro se realizó en la sede del Consejo Europeo. Un portavoz del gobierno alemán aseguró que la reunión se produjo en un “ambiente constructivo”, donde los líderes acordaron que las negociaciones entre Atenas y las tres instituciones acreedoras (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) sigan adelante con “elevada intensidad”.

Atenas se encuentra en una situación delicada, ya que el programa de ayuda para el país expira a fines de junio y antes debería lograr llegar a un compromiso con los acreedores. De ser así, se podrían liberar 7.200 millones de euros que están prometidos y todavía no han sido desembolsados. Sobre la situación griega, la canciller alemana recordó que “cada día cuenta” y que “donde hay voluntad hay un camino” para alcanzar por fin un acuerdo.

Atenas no quiere ceder más

Tsipras, quien al término del encuentro aseguró que sus colegas concordaban en la necesidad de buscar una “solución viable”, se reunió antes, y de forma sorpresiva, con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Se trató de un “breve y amistoso intercambio de opiniones”, dijo una portavoz de la Comisión a la agencia dpa. Ambos políticos acordaron encontrarse nuevamente el jueves, indicó.

La televisión estatal griega aseguró que la conversación entre Juncker y Tsipras transcurrió de forma normal, en un clima “muy positivo”. Esto, luego de que Juncker dijera el pasado domingo que Tsipras había “tergiversado” las propuestas de los acreedores e inducido a error a su Parlamento. Pese al buen ambiente, un funcionario griego que acompaña a Tsipras dijo a periodistas que era difícil para Atenas realizar más concesiones.

DZC (EFE, Reuters, dpa)

DW recomienda