1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel: exigencias de Londres a la UE son “justificadas”

Para la canciller de Alemania, el recorte de beneficios sociales a los comunitarios que propone el Gobierno de David Cameron es “comprensible”.

Durante su habitual intervención ante el Bundestag (cámara baja) previa a un Consejo Europeo, la canciller de Alemania, Angela Merkel, dijo este miércoles (17.02.2016) que el “freno de emergencia” que exige el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, para recortar los beneficios sociales a los comunitarios que desean vivir en ese país es una medida “comprensible y justificada”.

La jefa del Gobierno alemán se posicionó así ante una de las exigencias presentadas por Londres en su plan de reformas para permanecer dentro de la Unión Europea. Precisamente ese será uno de los dos asuntos claves en la cita que este jueves 18 de febrero reunirá en Bruselas a los jefes de Estado y Gobierno de Los 28: la crisis de los refugiados y el denominado “brexit”.

“Es comprensible que todos los Estados traten de proteger su sistema social de cualquier tipo de abuso”, aseguró tras referirse a los “alicientes erróneos” que un estado de bienestar puede suponer para los inmigrantes. Merkel afirmó que “no hay disensos” entre Berlín y Londres a raíz de las reformas que ha exigido Cameron a Bruselas para pedir el “sí” en el referendo que se celebrará en su país para decidir sobre la permanencia en la UE.

Principios no se negocian

“Aquí no se trata únicamente de intereses particulares del Reino Unido”, dijo la canciller. Esto también vale para la demandas de mejorar la competitividad y la transparencia así como para la exigencia de que no sean discriminados ni pasados por alto los países que no comparten la moneda única, señaló. Pero, al mismo tiempo, Merkel aclaró que esto no puede cuestionar los principios de libre circulación y de no discriminación vigentes en el bloque europeo.

“Estos principios no son negociables”, apuntó ante el deseo de Cameron de restringir el establecimiento de ciudadanos de la UE en su país. La canciller argumentó que el principio general de que la UE debe avanzar hacia una integración creciente es más un derecho, una “posibilidad”, “pero no la obligación” para todos sus miembros en todas las materias. Agregó que “es en nuestro interés nacional tener a un Reino Unido activo en una UE fuerte”, aunque reconoció que “al final decidirán los votantes” británicos.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda