1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel en Serbia: los muros no frenan la inmigración

La canciller alemana, Angela Merkel, opinó en Belgrado que levantar muros no es una solución a la llegada de refugiados a Europa y apostó por ayudar a Hungría y Serbia, países por los que entran mucho inmigrantes indocumentados, para que afronten el problema.

"En la Unión Europea (UE) se debate (el problema de la inmigración). No dejaremos solo a nadie", dijo Merkel a la prensa en Belgrado tras reunirse con el primer ministro serbio, Aleksandar Vucic. "No tiene sentido construir muros", subrayó la canciller alemana, en referencia al anuncio de Hungría de que construirá una valla de 175 kilómetros de largo y 4 metros de alto en su frontera con Serbia para frenar la creciente ola migratoria.

Merkel recordó que en los últimos dos meses personas procedentes de Siria y otros países que tienen como destino algún Estado de la UE usan cada vez más la ruta a través de los Balcanes occidentales. A Serbia y Hungría, países de tránsito hacia otros más ricos, como Alemania o Austria, llegan a diario cientos de personas que piden asilo.

Por otra parte, Merkel se refirió al difícil proceso de diálogo entre Serbia y Kosovo para la normalización de las relaciones e indicó que Belgrado ha mostrado "una gran disposición al compromiso". "Lo expresaremos ante la Comisión Europea y nuestra postura será que eso debe ser valorado", declaró Merkel.

Los avances en el diálogo, auspiciado por Bruselas, son una importante condición impuesta a Serbia para que la UE abra los primeros capítulos en las negociaciones de ingreso en la Unión, que Belgrado espera para este año. Serbia no reconoce la independencia que su antigua provincia de Kosovo, poblada mayoritariamente por albaneses étnicos, proclamó en 2008.

Merkel llegó a Belgrado procedente de Albania, donde comenzó hoy una gira de dos días por los Balcanes que concluirá mañana en Sarajevo (efe).