1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel en Polonia: armonía de cara a una difícil situación

Angela Merkel se reunió con el hombre más poderoso de Polonia, el líder del partido Ley y Justicia (PiS), Jaroslaw Kaczynski. No hubo foto o comunicado oficial. La reunión traerá "resultados", dijo apenas Kaczynski.

No callar las cuestiones polémicas y destacar lo que se tiene en común: ese fue el ambiente que se vivió en Varsovia durante la visita de la canciller alemana, Angela Merkel, para un día de conversaciones este martes (7.02.2017).

En vistas de la tormentosa situación internacional, esta reunión es mejor que nada, dijo un alto funcionario del Gobierno del presidente Andrzej Duda después de las conversaciones con Merkel. "Ambos tienen la sensación de que no hay diferencias fundamentales entre Polonia y Alemania", agregó.

Para la canciller, este fue tan solo uno de los muchos encuentros antes de la cumbre de la Unión Europea (UE) en Roma, el próximo marzo, en la que el bloque tendrá que encontrar una línea común frente al brexit y otros problemas. Merkel es la primera jefe de Gobierno de uno de los grandes países de la UE en visitar Polonia desde el verano del año pasado.

Fotos oscuras de la reunión

Ahora, tras de la visita, solo se puede especular qué tan importantes y difíciles fueron los encuentros: después de la reunión de Merkel con Jaroslaw Kaczynski, el jefe del partido gobernante Ley y Justicia (PiS) –titiritero tras bambalinas y, por ende, el hombre más poderoso de Polonia–, no hubo comunicados de prensa. Solo unas pocas fotografías borrosas y oscuras testimonian la reunión en una habitación del tradicional Hotel Bristol.

Probablemente hayan conversado sobre el futuro de la UE, dijo un político de PiS a DW. Más tarde, Kaczynski mencionó que hubo un "buen ambiente" y que la visita de Merkel traería "resultados".

Tampoco después de la reunión con el presidente Andrzej Duda hubo declaraciones públicas. Un colaborador de trabajo cercano de Duda dijo a la radio polaca que el lado alemán había pedido un "estricto formato de cuatro ojos", es decir, una conversación sin traductor, aparentemente en inglés.

Dado que el presidente tiene como fuerte la política exterior, la situación de seguridad tras la elección de Donald Trump pudo haber sido tema de discusión. Como sea, Merkel y Duda acordaron que debería haber "contactos regulares" entre ellos en el futuro.

Polonia contra reacciones "histéricas" a Trump

"La opinión pública en Europa Occidental reacciona de manera bastante histérica a algunas medidas de Trump", dijo el vocero de Duda, Marek Magierowski.

"Europa Oriental reacciona algo más calmada, recordando que Estados Unidos es y sigue siendo, sin importar quien se siente en la Casa Blanca, nuestro aliado militar más importante”; habría que aclararle a Trump lo grande que es hoy, "también para los propios intereses de Estados Unidos", la amenaza desde Oriente, agregó.

Polen Jaroslaw Kaczynski in Warschau (picture-alliance/NurPhoto/A. Widak)

No hubo foto oficial después de la reunión entre Merkel y Kaczynski

La reunión con la primera ministra, Beata Szydlo, fue más abierta. Aquí, ambas abordaron los temas y las críticas, como la cuestión del Estado de Derecho y la libertad de prensa en Polonia (por parte de Merkel) o el "inaceptable" proyecto de gasoducto Nord Stream 2 (por parte de Szydlo). En declaraciones a DW, Konrad Szymanski, secretario de Estado de la UE en Varsovia, hizo hincapié en el curso constructivo de la discusión: "Ambas se juntaron para entender mejor la posición contraria".

"Gran salto" en la política de defensa

Sin embargo, no se pueden ignorar las divergencias, por ejemplo, sobre si los tratados europeos deben ser modificados para tener más en cuenta a las diferentes naciones. Ambas partes querían discutir esto más a fondo durante la cena. "No hacer nada en relación con los tratados puede llevar a que otras fuerzas de la UE tomen iniciativas que conlleven a más retiros", advierte Szymanski. Según él, ambos países están de acuerdo en que debe haber un "gran salto" en la política de defensa.

Polen Angela Merkel und Beata Szydlo in Warschau (picture-allaince/AP Photo/C. Sokolowski)

La primera ministra polaca Beata Szydlo recibió a Angela Merkel de manera oficial

También se decidió establecer un grupo de trabajo germano-polaco para cuestiones energéticas y climáticas que se disputan entre ambos países. Merkel señaló que Alemania aumentó sus gastos de defensa en un cinco por ciento en 2016 y dijo que lo incrementaría aún más. Sobre el tema de armas nucleareseuropeas, con las que Kaczynski había expresado antes su simpatía en el Frankfurter Allgemeine Zeitung, parece que no se discutió.

Minoría alemana en Polonia

Merkel también tuvo una reunión con la minoría alemana en Polonia. Sus representantes, con un diputado en el Parlamento, trataron la disputa sobre la ampliación de la ciudad de Opole. En enero, el Gobierno había cerrado partes de los alrededores de esta localidad, cuyos residentes, incluidos los alemanes, iniciaron una huelga de hambre, logrando reunirse con el ministro del Interior de Polonia y el líder de la oposición. Ahora se está negociando una solución de compromiso.

Así, en general, se trató de una visita caracterizada por la nueva armonía germano-polaca, que Szymanski resumió en una frase: "Ahora estamos hablando más sobre lo que nos une que de lo que nos separa".

Ver el video 02:26

Visita Merkel a Polonia

Audios y videos sobre el tema