1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Merkel en contra de homologar uniones homosexuales y heterosexuales

Vuelve a arder en Alemania el debate en torno a la homologación de las uniones civiles homosexuales con los matrimonios heterosexuales. Discusiones similares se presentan también en otros países europeos y americanos.

Cuando el Estado alemán anunció que reconocería legalmente a las parejas homosexuales a partir del año 2001, muchos latinoamericanos atribuyeron esa decisión al talante liberal de la sociedad germana, ignorando que los derechos de las lesbianas y los gays sólo fueron reivindicados parcialmente y pese a la resistencia de sectores conservadores tan influyentes como los que abundan en sus propios países. Como muestra, un botón: buena parte de los políticos democristianos y socialcristianos alemanes sigue oponiéndose a que las parejas del mismo sexo disfruten de los privilegios tributarios de los que gozan los matrimonios heterosexuales.

Un caldeado debate en torno a este tópico promete tener lugar el lunes (3.12.2012) durante la convención de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU). El 6 de agosto, trece legisladores de la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) –histórico aliado de la CDU– exigieron la equiparación en materia fiscal de las uniones civiles homosexuales con los matrimonios heterosexuales. Poco después, la democristiana Kristina Schröder, ministra federal de la Familia, los secundó. Pero este sábado (1.12.2012), la canciller alemana y presidenta de la CDU, Angela Merkel, hizo un llamado a sus correligionarios para que rechacen la aludida homologación.

Exenciones tributarias

Kombibild Francois Hollande Angela Merkel

Homologación de uniones civiles homosexuales: el mandatario francés está a favor y la alemana, en contra.

El líder de los socialcristianos, Horst Seehofer, y el presidente de la fracción parlamentaria democristiana, Volker Kauder, también instaron a preservar la exclusividad de las exenciones tributarias para las uniones heterosexuales. Si están casados, un hombre y una mujer pueden presentar una declaración fiscal conjunta. Esto les permite pagar menos impuestos, sobre todo cuando existen grandes diferencias entre los ingresos de los cónyuges. Quienes defienden este beneficio como una prerrogativa de las parejas heterosexuales alegan que la Constitución alemana protege explícitamente a la familia y al matrimonio entre hombre y mujer.

Por su parte, sus opositores argumentan que este privilegio tributario debe ser concedido por igual a todas las uniones civiles o exclusivamente a aquellas parejas –sean hetero u homosexuales– que tengan hijos. El Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), los Verdes, la Izquierda y el Partido Liberal (FDP) se vienen pronunciando desde hace mucho tiempo a favor de la plena homologación de las uniones civiles, no solamente de cara al Fisco, sino también a la hora de adoptar niños. Y propuestas similares se vienen presentando con cada vez mayor regularidad en otros países europeos y americanos.

Lucha por la igualdad de derechos

Barack Obama

La administración Obama le ha dado respaldo político a quienes luchan por la igualdad de los derechos de los cónyuges homosexuales.

A principios de noviembre, el Tribunal Constitucional de España corroboró la legitimidad de la ley que le concede los mismos derechos a los cónyuges homosexuales y a los heterosexuales desde 2005. En enero de 2013, la Asamblea Nacional francesa discutirá un proyecto de ley que busca extender todos los derechos de los cónyuges heterosexuales a las parejas de gays y lesbianas legalmente registradas, incluyendo el derecho a la adopción. En Estados Unidos, las uniones entre homosexuales han sido reconocidas en nueve estados y en el distrito de Columbia; pero el forcejeo jurídico a favor y en contra de estas mociones continúa.

Los jueces de la Corte Suprema estadounidense se reunieron a puerta cerrada este viernes (30.11.2012) para decidir si intervendrían o no en los casos de cinco demandas introducidas contra la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA), una ley federal que le impide a los cónyuges homosexuales recibir beneficios federales otorgados a los heterosexuales, como los pagos de seguridad social en caso de viudez y ciertas exenciones tributarias. Los magistrados también sopesan la posibilidad de revisar la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en California, una medida conocida como Proposition 8 y aprobada por un margen muy pequeño por la vía del plebiscito.

El matrimonio entre dos hombres o dos mujeres ha sido legalmente reconocido en once países del mundo. En América Latina, las parejas homosexuales pueden oficializar sus uniones civiles en el estado brasileño de Alagoas desde enero de 2012, en territorio argentino desde 2010 y en la capital mexicana desde 2009. En Uruguay, el partido del ex presidente Tabaré Vázquez, Frente Amplio, propuso flexibilizar el código civil para que a los gays, las lesbianas y las personas transgénero se les permita casarse. Se espera que los congresistas uruguayos sometan esta moción a votación antes de fin de año.

Autor: Evan Romero-Castillo ( dpa / Reuters / afp )
Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda