1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel elogia a Rajoy: ¿lo merece?

Los elogios de Angela Merkel a las reformas del gobierno de Mariano Rajoy contrastan con los altos niveles de pobreza, desigualdad y precariedad que agobian a España.

Mariano Rajoy y Angela Merkel, en Berlín.

Mariano Rajoy y Angela Merkel, en Berlín.

La historia de amor entre la canciller alemana y el presidente del gobierno español continúa. Ambos se encontraron en Berlín el pasado 1 de septiembre, cuando Merkel expresó su satisfacción por la “senda económica de éxito” española, llegando a afirmar que Alemania “debería tomar su ejemplo”.

El ejecutivo español consigue así el espaldarazo alemán a la recuperación de la que se habla hace meses. “Las políticas de ajuste y reformas estructurales que se han adoptado en los últimos años empiezan a dar frutos”, afirma a DW Jürgen Donges, reputado economista alemán que ha asesorado a políticos de la talla de Kohl, Schröder o la misma Merkel. Efectivamente, la economía española continúa creciendo, así como la creación de empleo, a pesar del traspiés de agosto.

35,4% españoles menores de 16 años viven en la pobreza

El panorama social y humano, sin embargo, se revela menos esperanzador. Pobreza y desigualdad son ya una realidad cotidiana. El 22,2% de los españoles vive bajo el umbral de pobreza, aunque esta se ceba siempre con los más vulnerables: en 2014, último registro disponible, alcanzó al 35,4% de los menores de 16 años.

Los sindicatos denuncian que el empleo sí se crea, pero en pésimas condiciones: mayoritariamente temporal, a tiempo parcial y precario. Una cifra respecto a esto último: con una tasa de pobreza laboral del 12,3%, España es el tercer país europeo con más trabajadores pobres.

Donges cree que generalizar esta precariedad “no se ajusta a la realidad”. Afirma convencido que “uno solo tiene que viajar por España para ver que mucho de esto de que la pobreza, la desigualdad o la precariedad hayan aumentado son simplemente mitos”. Insiste en que el carácter temporal del empleo creado es lógico teniendo en cuenta la incertidumbre a la que se enfrentan los empleadores. Los contratos temporales, considera, no son aptos para los nuevos tiempos: “La tónica general de todos los países de la Unión Europea, incluidos aquellos que van bien como Alemania, es que el concepto de contrato indefinido está quedando en tela de juicio, porque no es compatible con la flexibilidad que necesitan las empresas y la economía”.

Crecimiento sin productividad

Jorge Galindo, investigador en la Universidad de Ginebra en política económica y mercado laboral, cuestiona este crecimiento que Merkel alaba: “No estamos creciendo con productividad, ni con empresas más preparadas, ni con empleo de mayor calidad”. Galindo critica además, que las reformas y los ajustes no han permitido un cambio de la estructura productiva española.

“Yo creo que el de España ha sido un aprobado raspado, vamos a dejarlo ahí”, interpreta Galindo y concluye que “Merkel es consciente de ello, pero con las elecciones cerca, y más aún siendo Rajoy de su propio partido político europeo, no va a ponerse exigente en exceso”.

Parece que el ciclo sube, pero la teoría económica nos dice que siempre vuelve a bajar. ¿Ha salido España reforzada de esta crisis? En opinión de Donges sí, sobre todo en cuanto a la flexibilidad de la economía y lo explica con una metáfora automovilística: “Es como un coche; si uno tiene un buen amortiguador, puede soportar mejor los baches en la carretera”.

Galindo cree que el gobierno español se niega a contemplar los claroscuros de esta recuperación anunciada a bombo y platillos “La buena noticia”, ironiza, “es que la siguiente caída no será tan dura, pero porque la recuperación tampoco va a ser tan buena. Nos vamos a quedar con un enorme desempleo estructural”. Las soluciones que da el gobierno hoy podrían ser los problemas del mañana: “No solo no lo estamos haciendo bien para que la próxima caída no sea tan dura, sino tampoco para que el ciclo alcista sea tan bueno como debería ser, creando empleo para aquellos que más lo necesitan”.