1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Merkel destaca la "importancia estratégica de Egipto"

La visita oficial que Al Sisi comenzó en Alemania estuvo marcada por la polémica. Por un lado, se lo acusa de violaciones de los derechos humanos en su país. Por otro, es un aliado en la lucha contra el terrorismo.

La sede del Gobierno alemán en Berlín vivió hoy (03.06.2015) inusuales momentos de tensión por un enfrentamiento entre periodistas durante la rueda de prensa conjunta ofrecida por la canciller, Angela Merkel, y el presidente egipcio, Abdel Fattah Al Sisi. Una opositora al Gobierno de Al Sisi que trabaja como periodista en Alemania pidió a viva voz poder hacer una pregunta al mandatario. Al no recibir el turno de palabra, la mujer, ataviada con un velo, gritó al presidente acusándolo de "asesino, nazi y fascista".

De inmediato, la delegación de prensa que acompañaba a Al Sisi reaccionó gritando a coro "¡Viva Egipto! ¡Viva Egipto!". Este grupo ya había violado el protocolo de la cancillería al aplaudir las respuestas de su presidente. En medio de la tensión, Al Sisi y Merkel abandonaron velozmente la sala.

"Importancia estratégica de Egipto"

Durante la rueda de prensa, que además estuvo acompañada por una protesta de cientos de opositores reunidos ante la sede de la Cancillería, Merkel destacó la importancia estratégica de Egipto para la paz en Cercano Oriente y la lucha contra el terrorismo, aunque al mismo tiempo criticó el gran número de condenas a muerte en el país.

Acompañado por una amplia delegación económica, Al Sisi fue también recibido hoy por su par alemán, Joachim Gauck. Su agenda incluye un encuentro con el ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, y la participación en un foro económico germano-egipcio. El presidente del Parlamento alemán, Nobert Lammert, canceló el encuentro que tenía previsto con el mandatario, argumentando la persecución de opositores en Egipto y el alto número de condenas a muerte en el país.

Al Sisi, por su parte, tuvo unas palabras en relación con la condena a muerte que pesa sobre su antecesor, Mohamed Mursi: "Tenemos una perspectiva distinta a la de ustedes respecto a la pena de muerte. Está anclada en nuestra legislación y forma parte de nuestro orden constitucional", indicó el presidente egipcio, antes incluso de ser preguntado por la cuestión. Ya en el turno de preguntas, al ser interrogado sobre el caso Mursi, Al Sisi restó importancia al asunto e incluso puso en duda que llegue a aplicársele sentencia, con el argumento de que fue dictada "en primera instancia" y que, por tanto, aún no es en firme.

MS (dpa/efe)