1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Merkel destaca buena relación con China pese a diferencias

La canciller alemana se encuentra de gira por el gigante asiático para afianzar los vínculos comerciales. Berlín espera hablar de derechos humanos con Pekín.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, comenzó este domingo (06.07.2014) una gira de tres días por China con una visita a la ciudad de Chengdu, desde donde luego se desplazó hasta Pekín. El objetivo del viaje es afianzar las sólidas relaciones económicas que unen a ambas potencias, aunque en Berlín aspiran también a poner sobre la mesa el tema de los derechos humanos, donde ambos países tienen visiones muy distintas.

Merkel destacó que “las relaciones entre China y Alemania ofrecen muchas posibilidades de intercambio de nuestras diferencias de opinión”. La gira de la jefa de gobierno alemana no incluye solo actores políticos, sino también una amplia delegación de empresarios, que desean ampliar sus inversiones en el país más poblado del planeta. Por ello, Merkel se reunirá en la capital china con el presidente Xi Jinping y con el primer ministro, Li Keqiang. Con este último ya sostuvo un encuentro este domingo.

Fuentes del gobierno alemán aseguraron que la canciller intentará convencer a las autoridades chinas de permitir que el artista disidente Ai Weiwei viaje a una exposición de su obra en Berlín, que está abierta desde el 13 de julio. También se hablará de la crisis en Ucrania, de los problemas de la UE con Rusia y de las diferencias existentes entre diversos países de Occidente e Irán sobre la capacidad nuclear de Teherán.

Grandes socios comerciales

La primera estación del viaje, que durará hasta el martes, fue Chengdu, la capital de la provincia emergente de Sichuan, en el oeste del país, donde la canciller y sus acompañantes asistieron a un foro sobre urbanización y visitaron una joint-venture de la automotriz germana Volskwagen con la china FAW. Posteriormente, recorrieron un mercado de la ciudad, donde Merkel probó uno de los platos típicos de la región y compró un paquete de pasta de habas.

El lunes, la líder alemana dará una conferencia de prensa junto al primer ministro Li, para luego asistir al Foro de Economía y Comercio entre China y Alemania. A pesar de que los empresarios germanos se quejan de la burocracia y escasa protección a la propiedad intelectual que existe en China, el gigante asiático es uno de los principales socios comerciales de Alemania, con un volumen de intercambio de 140.000 millones de euros al año.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda