1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Merkel advierte a los ciudadanos que no sigan a xenófobos

El tema de los refugiados ocupó un lugar central en la reunión veraniega de la canciller alemana, Angela Merkel, con la prensa, desplazando a las escuchas de la NSA y al conflicto en Ucrania.

Angela Merkel durante su reunión anual con la prensa.

Angela Merkel durante su reunión anual con la prensa.

La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió este lunes (31.8.2015) a los ciudadanos que no sigan a los "racistas o manifestantes de extrema derecha", en su tradicional encuentro veraniego con los periodistas. "No sigan a los que convocan este tipo de manifestaciones. Con demasiada frecuencia tienen prejuicios, frialdad e incluso odio en sus corazones. Mantengan la distancia", reclamó.

La mandataria alemana volvió a mostrar su preocupación por las imágenes que llegan estos días sobre la grave crisis migratoria que vive el continente europeo. "Lo que ocurre actualmente en Europa no es una catástrofe natural, pero existen un gran número de situaciones catastróficas", indicó.

Alemania, desbordada por oleada de refugiados

Los refugiados llevan mucho sufrimiento a sus espaldas cuando llegan a Alemania, recordó. "La mayoría de nosotros no conoce, por fortuna, las condiciones de los refugiados que llegan a nuestro país", afirmó, y recordó que existe en el país una ley sobre asilo para los perseguidos políticos y para los que huyen de una guerra civil.

Alemania se encuentra desbordada actualmente por la gran oleada de refugiados, que se espera que llegue a la cifra récord de 800.000 este año. Al mismo tiempo que aumentan el número de solicitudes de asilo, aumentan el número de ataques contra los centros de acogida, en especial en el este del país.

"No quiero entrar en un debate sobre el este y el oeste"

Sin embargo, Merkel se negó a entrar en un debate sobre si en el este del país hay o no más neonazis y si es así, por qué e intentó quitar hierro a los abucheos e insultos de los que fue víctima durante su visita al centro de refugiados en la localidad sajona de Heidenau, en el este del país.

"Como política siempre me pueden abuchear. El problema es el odio y este tipo de ambiente en nuestro país", comentó. "Se tiene que establecer un límite", agregó. Pero rechazó que haya algo en la historia de esa zona o del desarrollo demográfico que lo explique. "No quiero crear un conflicto este-oeste al hablar sobre si en el este hay más odio", dijo. "No quiero entrar en una debate sobre el este y el oeste" y recordó que las dos zonas son un mismo país desde hace 25 años.

CP (dpa, afpd, rtr)