Merkel accede a un ″cortafuegos″ temporal para la eurozona | Europa | DW | 26.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel accede a un "cortafuegos" temporal para la eurozona

La canciller alemana, Angela Merkel, abandonó su resistencia inicial a la ampliación de los fondos europeos de rescate para erigir un "cortafuegos" más potente en torno a la eurozona y se mostró dispuesta a reforzar las ayudas de forma temporal hasta unos 700.000 millones de euros.

Según dijo Merkel a la prensa en Berlín, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo permanente que será instaurado a partir de mediados de año, y su antecesor, el Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), podrían funcionar de forma paralela.

Sin embargo, la mandataria alemana insistió en no modificar el tope de 500.000 millones de euros para el MEDE. De esta manera, a los 500.000 millones de euros para créditos con que estará dotado el fondo permanente (MEDE) se sumarían los 200.000 millones de euros con que aún cuenta el fondo temporal (FEEF), pero que están previstos para ayudas a Irlanda, Portugal y Grecia.

"La situación ha mejorado, pero no es normal y va a tardar un tiempo en serlo", advirtió Merkel y aludió en este contexto a la renovada presión sobre los bonos de deuda soberana de España.

"Lo que decimos es que el MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad) podría seguir de forma duradera en los 500.000 millones de euros, pero nos podemos imaginar que sigan los 200.000 millones de euros del FEEF de forma paralela hasta que los países los devuelvan, lo que tardará unos años", dijo tras una sesión de la presidencia de su partido, la Unión Cristiano Demócrata.

"El MEDE deberá permanecer de forma duradera en los 500.000 millones de euros".
Alemania reacciona así a la presión de Estados Unidos y otros países de acceder al refuerzo de los fondos como condición para participar en los rescates a través del Fondo Monetario Internacional.

Berlín se mostraba hasta ahora reticente, entre otras razones porque la ampliación de los fondos podría costarle más del tope de participación de 211.000 millones de euros que determinó el Parlamento. En la capital alemana se habla de hasta 280.000 millones en contante y garantías.

En los planes iniciales, las ayudas ya pactadas por el FEEF debían ser descontadas de los fondos del MEDE, pero ahora se sumarían a los recursos del mecanismo permanente. El MEDE será dotado de forma gradual con capital en efectivo de los países europeos y se planea que pueda funcionar con plena dotación en 2015. En ese año podría otorgar efectivamente créditos de hasta medio billón de euros.

Según Merkel, el fondo temporal debería dejar de existir a mediados de 2013, pero los 200.000 millones de euros de ayudas ya acordadas podrían ser otorgadas de forma paralela hasta que los países las devuelvan.

"Eso llevaría algunos años", admitió. Posteriormente, el fondo permanente funcionaría en solitario con un máximo de 500.000 millones de euros. Los créditos del fondo temporal tienen vencimientos de hasta 30 años.

Esta postura será la que defenderá el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, en el encuentro informal con sus colegas de la eurozona el viernes y sábado en Copenhague. La contribución alemana al fondo permanente será sometida a votación del Bundestag en mayo próximo (dpa).