1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Mercado del fútbol: el “efecto Guardiola”

Enlazar el nombre de un jugador de fútbol a un presunto interés en él del entrenador Pep Guardiola parece ser una efectiva estrategia de mercadeo para negociar mejores contratos.

Cuando un entrenador tan exitoso y famoso como Pep Guardiola se fija en un futbolista, este debe ser un talento excepcional, una estrella que hay que tener, o retener: esa parece ser la consigna de algunos clubes, que reaccionan a los rumores de un presunto interés del entrenador en un jugador suyo ofreciéndole un mejor contrato que para evitar perderlo.

Lo que empieza usualmente con un rumor (“Guardiola quiere a tal o cual jugador”) termina con una sonrisa compartida por todos los involucrados: los jugadores reciben un nuevo contrato, sus agentes recaudan su comisión, y los clubes vinculan a los futbolistas a largo plazo y pueden planear con más tranquilidad.

El ejemplo del Bayern

El caso que mejor ilustra el “efecto Guardiola” en el mercado del fútbol tiene como escenario Múnich. En el Bayern, actual club del prestigioso entrenador español, se les han extendido esta temporada los contratos a siete jugadores claves. Todos ellos tienen en común el ser predilectos de Guardiola, importantes en el equipo que construyó, y representar el tipo de fútbol moderno y variable que él favorece.

Thiago Alcántara fue el primer en renovar con el Bayern el contrato que vencía en el 2017 y ahora se extiende hasta el 2019. En su momento (agosto del 2015) el movimiento fue interpretado como un gesto de buena voluntad hacia Guardiola para animarlo a quedarse en Múnich. Las directivas bávaras parecían querer decirle a su entrenador “conservaremos a tus jugadores favoritos”.

Guardiola, sin embargo, decidió en diciembre que cambiaría Múnich por Manchester. En el club, conociendo la decisión del entrenador, y antes de hacerla oficial, ató contractualmente a cuatro figuras que corría el riesgo de perder si ellas decidían seguirle los pasos a su mentor con rumbo a Inglaterra.

Thomas Müller, Jerome Boateng y Javi Martínez firmaron su permanencia hasta el 2021. Xabi Alonso también, hasta el 2018. Cerrados estos contratos, y tras conocerse que Pep Guardiola asumiría en el verano la conducción del Manchester City, los medios ingleses dieron a conocer los acercamientos del club de la Premier League a otras estrellas bávaras.

El austriaco David Alaba, y el arquero de la selección alemana Manuel Neuer, estaban en los planes del Manchester City. En el Bayern, sin embargo, se apresuraron a extenderles a ambos jugosas ofertas para que renovaran anticipadamente. Alaba amplió hasta el 2021 con un aumento salarial estimado en el doble del que percibe actualmente (aproximadamente cinco millones de euros). Hasta la misma fecha se quedará en Múnich Neuer, el mejor portero del mundo, quien además, junto a Thomas Müller, es considerado como el jugador mejor pago del campeón de la Bundesliga (15 millones de euros al año).

Ante el presunto interés del Manchester City en su capitán, el Dortmund renegociará el contrato de Mats Hummels.

Ante el presunto interés del Manchester City en su capitán, el Dortmund renegociará el contrato de Mats Hummels.

Los rumores no cesan

En el Bayern también han empezado ya a negociar con Robert Lewandowski, de quien se dice que cuenta con ofertas del fútbol inglés, entre ellas, una del nuevo club de Guardiola, el Manchester City, a donde supuestamente también irán a parar la próxima temporada dos estrellas del Dortmund: Mats Hummels e Ilkay Gündogan.

El club ha decidido dejar partir a este último y dejárselo al aún entrenador del Bayern. En cambio en cuanto al segundo el Dortmund parece estar dispuesto a dar la batalla por su permanencia y prepara una mejora de su contrato, que vence en el 2017. Hummels cuenta con una oferta del club bávaro, pero la que más lo tienta viene de Inglaterra, y dicen que la presenta el nuevo equipo de Pep Guardiola, cuyo nombre probablemente sirva para que, en el peor de los casos, el defensor central alemán reciba pronto un mejor salario.

DW recomienda