1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Medios: Niño de 12 años planeó ataque en mercado navideño

Un niño de 12 años planeaba perpetrar un ataque con explosivos en el mercado de Navidad de la ciudad de Ludwigshafen, informó hoy la publicación germana "Focus". Aún se espera el resultado de investigaciones policiales.

El semanario "Focus" se remite en su informe a fuentes de seguridad y justicia de Alemania. Sin embargo, estas informaciones aún no han podido ser confirmadas ni por la Policía ni por la Fiscalía alemanas.

La Fiscalía General de Alemania se ha hecho cargo de las investigaciones después de que las autoridades encontraran una bomba de clavos en la citada localidad que finalmente no estalló porque la carga explosiva que llevaba en su interior no llegó a prenderse.

"Con el objetivo de no entorpecer la investigación, no podemos dar más datos", señaló un portavoz del ministerio público con sede en la ciudad de Karlsruhe.

Las autoridades alemanas tratan ahora de determinar el trasfondo del presunto ataque y la peligrosidad que podrían entrañar los materiales utilizados en la fabricación del explosivo.

El niño tendría nacionalidad alemana-iraquí

Sobre el menor que habría planeado la detonación ha trascendido que se trataría de un niño nacido en 2004 en Ludwigshafen y que tendría doble nacionalidad alemana-iraquí.

La revista "Focus" apuntó en este sentido que, según información de la que disponían los investigadores, se trataba de un joven "fuertemente radicalizado en el ámbito religioso" que "posiblemente" habría sido "instigado o instruido" por un "miembro desconocido" de la milicia terrorista Estado Islámico (EI).

Asimismo, la publicación señala que el chico habría intentado cometer el ataque el pasado 26 de noviembre en el mercado navideño de Ludwigshafen. Posteriormente, el 5 de diciembre, el menor habría depositado una mochila con explosivos en un matorral situado cerca del ayuntamiento de la ciudad.

El menor, con la autorización de sus padres, ha sido entregado a los servicios sociales, según las autoridades de Ludwigshafen. En cuanto a su inimputabilidad, según portavoz del Ministerio de Justicia alemán, "eso no significa que no se lo pueda culpabilizar ni que no habrá sanciones". 

Asombro y pedido de cautela desde el Gobierno alemán

Después de que un viandante alertara a las fuerzas de seguridad de la existencia de una mochila sospechosa en las inmediaciones del consistorio, especialistas de la Policía acudieron al lugar y certificaron que se trataba de un objeto explosivo.

Según información facilitada por las autoridades, era un dispositivo inflamable pero no podía explotar. "Focus" añadió además que se trataría de un artefacto de fabricación casera.

Desde el Gobierno alemán no ocultan su asombro por lo ocurrido. "Es una noticia que espanta a todo el mundo", señaló el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, durante una comparecencia regular ante la prensa.

El vocero llamó asimismo a mantener la calma y a esperar a que la Fiscalía General ofrezca los primeros datos de las investigaciones.

CP (dpa, rtr)

DW recomienda