1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Medios: Alemania rechazó información sobre negocios opacos con Cuba y Venezuela

El Gobierno alemán se negó a recibir a un informante que quería entregar detalles sobre negocios opacos de una empresa estatal alemana con Venezuela y Cuba, afirma la revista "Spiegel Online".

En su momento, asegura Der Spiegel, el titular de Finanzas germano, Wolfgang Schäuble, y su viceministro no reaccionaron, rechazando recibir los datos.

En su momento, asegura "Der Spiegel", el titular de Finanzas germano, Wolfgang Schäuble, y su viceministro no reaccionaron, rechazando recibir los datos.

De acuerdo con este medio, un informante anónimo contactó varias veces al ministro de Finanzas germano, Wolfgang Schäuble, y a su viceministro para entregarle información candente sobre los supuestos negocios ocultos que la Imprenta Federal (Bundesdruckerei) −la empresa estatal alemana que imprime documentos de identidad, billetes y estampillas− habría establecido con Venezuela y Cuba.

La Imprenta Federal (Bundesdruckerei) aparece asociada a Cuba y Venezuela en los Papeles de Panamá.

La Imprenta Federal (Bundesdruckerei) aparece asociada con Cuba y Venezuela en los "Papeles de Panamá".

En su momento, asegura Der Spiegel, la cúpula del Ministerio de Finanzas alemán no reaccionó, rechazando recibir los datos. Los abogados de la empresa Imprenta Federal, al mismo tiempo, habría conminado al informante a no volver a contactarse con ellos.

Der Spiegel afirma que se trata de una historia que se remonta una década atrás, cuando la Venezuela de Hugo Chávez decidió renovar los pasaportes y los encargó a Cuba, que a su vez contactó a la empresa Bundesdruckerei como proveedor de la tecnología necesaria. Sin embargo, para evitar el embargo comercial a Cuba, la estatal alemana resolvió abrir empresas fantasma a través del bufete Mossack Fonseca, que ahora aparecen mencionadas en los llamados "Papeles de Panamá", denuncia la revista política.

El ministerio se negó en principio a comentar la información a los medios, aunque la revista citó a un portavoz de esa cartera, quien explicó que la negativa a recibir al informante se debió a que "no era apropiado" y que todas las investigaciones internas habían arrojado resultados negativos, sin detectarse irregularidades.

Las acusaciones en torno a la Bundesdruckerei están siendo comprobadas "de forma intensiva", dijo luego a la prensa un vocero de la cartera aludida. Hasta ahora, “no se identifica un comportamiento errado del ministerio de Finanzas en relación con las viejas o nuevas acusaciones”, añadió el portavoz.

Mientras, una vocera de la Bundesdruckerei habló también de acusaciones "en parte nuevas y en parte viejas". Como sea, los controles al negocio con Venezuela no habrían hallado hasta momento prueba de delito penal alguno, aseguró. Y a las mismas conclusiones habría llegado, además, la Fiscalía de Berlín, antes de suspender −por falta de pruebas− una investigación abierta en 2010.

Desde el partido La Izquierda, la diputada Sahra Wagenknecht aprovechó para atacar y exigir una explicación al titular de Hacienda cristianodemócrata: "Es intolerable que el ministro de Finanzas acabe de anunciar a la opinión pública que actuará contra los paraísos fiscales y, un día después, deba dar explicaciones por haber ignorado indicios sobre la utilización de empresas ficticias por parte de la Imprenta Federal bajo su mando", le echó en cara Wagenknecht.

El ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, expresó entretanto su confianza en que la fiscalía y los responsables de Hacienda puedan llegar a un acuerdo con los medios de comunicación que difunden los llamados papeles de Panamá para acceder a esa documentación e investigar a posibles evasores fiscales. "Se contribuiría a hacer justicia si documentos importantes fueran entregados a las autoridades", afirmó Maas en una entrevista al rotativo Tagesspiegel am Sonntag.

RML (dpa, Spiegel Online, efe)

DW recomienda