1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

McCain: ¿Halcón con plumaje de paloma?

“Estados Unidos y Europa deben revivir la solidaridad democrática que unió a Occidente durante la guerra fría”, escribe John McCain en un artículo sobre su visión en política exterior.

default

McCain plantea sus ideas de política exterior en el Süddeutsche Zeitung.

Se le esperaba con expectación en Múnich, donde estaba previsto que tomara la palabra el sábado en la Conferencia de Seguridad que anualmente reúne a destacadas personalidades internacionales en la capital bávara. Sin embargo, los imperativos de la campaña electoral indujeron a John McCain a cancelar a última hora su participación. Muchos lamentarán su ausencia, sobre todo ahora que se perfila más que nunca como probable candidato republicano a la Casa Blanca, tras la decisión de su contendor Mitt Romney de suspender su propia campaña.

Lazos transatlánticos

John McCain am Super Tuesday

McCain y su mujer, la noche del Supertuesday.

En Alemania es grande el interés por conocer más a fondo los planteamientos de McCain en materia de política exterior. Y, aunque no venga a Múnich a exponerlos en persona, lo ha hecho por escrito en el periódico muniqués Süddeutsche Zeitung. “Si soy electo presidente de Estados Unidos, una de mis máximas prioridades será vivificar la cooperación transatlántica y la solidaridad moral”, escribe en su columna el pre-candidato republicano. Esas son palabras que suenan gratas a los oídos de Europa, donde se aprecian actitudes suyas como la de rechazar la tortura o favorecer el cierre de la prisión de Guantánamo.

En diversos editoriales de los últimos días, la prensa europea ha destacado las diferencias entre McCain y el actual presidente de Estados Unidos, George W. Bush, sugiriendo que con el senador por Arizona sería más fácil entenderse. Desde ya lo precede la fama de ser proclive al diálogo y capaz de entenderse también con sus adversarios demócratas.

Palabras de “halcón”

Pero no han faltado tampoco advertencias como la del periódico danés Berlingske Tidende, que comentó recientemente: “en lo que respecta a la política exterior, McCain no es una paloma, sino un halcón”. Y eso se percibe a las claras leyendo su artículo en el Süddeutsche Zeitung.

Llama la atención, por ejemplo, la dureza de sus palabras con respecto a Rusia. “Necesitamos una línea mancomunada de Occidente contra una Rusia revanchista, cuyos líderes a todas luces prefieren emprender más bien un viejo curso de conflicto, en lugar de sumarse a la paz occidental”, escribe el senador republicano. Y agrega que “debemos velar porque el G-8 vuelva a ser un club de las principales economías de mercado: debería acoger a India y Brasil, pero excluir a Rusia”.

“Liga de las democracias”

En su artículo, McCaine respalda la idea de fundar una “Liga de las Democracias” para enfrentar unidas los desafíos del siglo XXI. “Cuando sea presidente, convocaré un encuentro con el objeto de sondear los pasos necesarios para hacer realidad esta visión, igual como Estados Unidos asumió hace seis décadas el liderazgo para crea la OTAN”, afirma el pre-candidato.

Aunque el aspirante a la presidencia puntualiza que la “Liga de las Democracias” no desplazaría a la ONU ni a otras organizaciones, sino que sería complementaria y podría actuar cuando éstas hayan fracasado en algún cometido, su idea del multilateralismo da qué pensar. Porque en otro pasaje del escrito, referido a Irán y sus afanes nucleares, apunta: “si la ONU no está dispuesta a aplicar sanciones políticas y económicas más severas, Estados Unidos y los socios europeos deben liderar un grupo de países afines, para aplicar sanciones multilaterales efectivas al margen de la ONU.” Y eso recuerda bastante a la “coalición de los dispuestos” organizada por Bush en su momento.

Ideas conocidas

En general, muchas de las apreciaciones vertidas por McCain suenan conocidas. Para él, Irán es “el mayor apoyo del terrorismo en el mundo” y “debe entender que no puede ganar una prueba de fuerza con el mundo”. Con respecto a Afganistán, advierte sobre el peligro de que pueda caer en el papel de antaño, “cuando ofrecía refugio a terroristas con ambiciones globales”, y piensa que la OTAN debe “emprender una serie de pasos para llevarnos de vuelta a la senda del éxito”. Entre dichos pasos incluye el refuerzo de las tropas y el “no someterlas a restricciones en cuanto a cuándo y cómo pueden ser empleadas”. De ahí se puede desprender, sin mucho esfuerzo, una crítica a la actitud de Alemania, que ha limitado la misión de sus tropas al norte de Afganistán. A juicio del senador por Arizona, el principal desafío de nuestra época en materia de seguridad es neutralizar el peligro del extremismo islámico. “Irak está en primera línea en esta guerra”, puntualiza el pre-candidato, con lo cual no se distancia en absoluto del discurso de George Bush. Por lo menos en este punto, la eventual llegada de McCain a la Casa Blanca no traería novedades.

DW recomienda