1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Mayor nevada del invierno cubre Moscú de blanco

La mayor nevada del invierno cubrió este domingo (10.01.2016) la capital rusa con un manto blanco de 14 centímetros que obligó a los servicios de limpieza a redoblar sus esfuerzos para retirar la nieve acumulada. Por vez primera desde el comienzo del invierno esta mañana tanto las calzadas como las aceras de la ciudad, incluido el centro y los alrededores del Kremlin, amanecieron cubiertas de una gruesa capa de inmaculada nieve.

No obstante, los servicios municipales reaccionaron raudos y al mediodía ya habían limpiado las aceras de las principales calles de la ciudad, así como los caminos en los parques y otros lugares de recreo, sea con maquinas quitanieve o con grandes paletas. Por ese motivo, la nevada no causó grandes atascos el último día de las vacaciones navideñas en Rusia, justo cuando muchos moscovitas regresan de la dacha (casa de campo), de sus vacaciones en otros lugares del país o del extranjero.

Aunque la nieve cae de manera incesante desde el sábado, las temperaturas han subido hasta los 13 grados bajo cero, por lo que se podían ver a niños jugando en los parques infantiles y lanzándose en trineo en los estanques helados que salpican la capital. Los aficionados al esquí de fondo, no pocos en la tercera edad, aprovecharon la nevada para desplazarse en trolebús o metro a los parques más grandes de la ciudad y hacer algo de ejercicio.

Según las previsiones, la nieve seguirá cayendo sobre la ciudad durante los próximos días, así que los barrenderos tendrán que madrugar también el lunes para limpiar las aceras, ya que será la primera jornada de vuelta al trabajo. Precisamente, se espera que mañana sea el día más frío desde que arrancara el invierno con temperaturas que rondarán los 20-25 grados bajo cero, lo que contrasta con un anormalmente cálido diciembre, cuando las temperaturas llegaron a alcanzar los 9 grados sobre cero.

Los servicios meteorológicos han advertido que el martes una ventisca sacudirá la capital rusa, lo que a buen seguro pondrá a prueba la coordinación de los equipos de limpieza y la paciencia de los moscovitas. (EFE)