1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Matthias Müller es el nuevo director ejecutivo de Volkswagen

El jefe de Porsche asumirá el cargo del dimitido Martin Winterkorn, quien dejó la compañía debido al escándalo de la manipulación de los motores diésel.

El directorio de la firma alemana de automóviles Volkswagen eligió este viernes (25.09.2015) al jefe de Porsche, Matthias Müller, como su nuevo director ejecutivo, de acuerdo con información entregada por el consejo de supervisión de la compañía con sede en Wolfsburg. Müller sucederá en el puesto al renunciado Martin Winterkorn, quien el pasado miércoles dejó el puesto como coletazo por el escándalo de la manipulación de motores diésel.

La decisión fue tomada tras una reunión de más de siete horas y tiene efecto inmediato. “Müller es una persona con una gran competencia estratégica, empresarial y social. Conoce el grupo y asumirá la tarea con plena fuerza”, declaró el presidente interino del consejo de supervisión, Berthold Huber. “Le agradecemos que haya aceptado la tarea en estos tiempos difíciles. “Valoramos especialmente su mirada crítica y constructiva”, agregó Huber.

Ver el video 01:54

Müller, nuevo jefe de Volkswagen

Durante una breve comparecencia ante los medios, Huber reconoció que “el escándalo de la manipulación es un desastre moral y político” y prometió que harán “todo” lo que puedan para “recuperar poco a poco la confianza perdida”. Asimismo, anunció una asamblea general extraordinaria para el 9 de noviembre. Müller mantendrá su cargo como jefe de Porsche, una de las filiales de Volkswagen, hasta que encuentre a un sucesor.

Millones de autos afectados

“Asumo el cargo en unos momentos difíciles en los que VW se enfrenta a desafíos desconocidos”, reconoció Müller al agradecer el nombramiento unas horas después de que el gobierno alemán informara que el escándalo afecta a 2,8 millones de coches sólo en Alemania. Se estima que el total de vehículos afectados a nivel mundial alcanza los 11 millones, cinco millones de ellos marca VW. Müller aseguró que “es decisivo que un escándalo así no vuelva a pasar nunca para lo que se establecerán reglas más duras”.

Müller consiguió finalmente lo que no logró en abril a pesar de todos los esfuerzos del entonces presidente del consejo de supervisión del grupo, Ferdinand Piëch: tomar las riendas de la firma. El nuevo director ejecutivo tendrá que lidiar con astronómicas multas por la decisión de VW de instalar un software en el motor que activaba un mecanismo para controlar las emisiones del coche al percatarse de que estaba siendo sometido a una prueba de control, pero que se desactivaba en carretera, contaminando mucho más de lo permitido.

Junto a las multas, que pueden ascender a hasta 18.000 millones de dólares tan solo en Estados Unidos, hay que sumar costes de revisión de automóviles en todo el mundo, consecuencias legales, así como la posible reclamación de indemnizaciones de clientes y accionistas y un grave daño a la imagen de una marca, buque insignia del “Made in Germany”. En la actualidad, Volkswagen emplea a 600.000 personas, 270.000 de ellas en Alemania, tiene 100 fábricas en todo el mundo y posee once marcas: Volkswagen, Skoda, Seat, Audi,
Lamborghini, Ducati, Scania, MAN, Porsche, Bugatti y Bentley.

DZC (dpa, EFE, Reuters)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema