Matanzas dejan más de 60 víctimas en India | El Mundo | DW | 24.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Matanzas dejan más de 60 víctimas en India

Al menos 68 personas murieron en el estado de Assam, en el noreste de la India, 65 de ellas en ataques a zonas tribales atribuidos a rebeldes bodo y tres por los disparos de la Policía .

La Policía abrió fuego hoy contra manifestantes en Dhekiajuli, la mayoría de grupos tribales, que protestaban por los ataques rebeldes de ayer, según la agencia IANS. Personas indignadas por la matanza rodearon una estación policial en Sotnipur e intentaron atacar a los agentes, dijo por su parte un oficial de la policía a la agencia AP, agregando que los uniformados dispararon y abatieron a tres personas.

El jefe de Gobierno de Assam, Tarun Gogoi, declaró que 37 miembros de grupos tribales fueron asesinados en el distrito de Sonitpur, 25 en Kokrajhar y tres en Chirang. Entre las víctimas hay 18 niños y 21 mujeres.

El Gobierno indio declaró el toque de queda en las zonas donde se produjeron los ataques y anunció el envío de tropas tras la matanza, atribuida a la facción Songbijit del Frente Nacional Democrático de Bodoland (NDFB).

Dura condena

El primer ministro indio, Narendra Modi, condenó a través de la red social Twitter los ataques. "Asesinar gente inocente en Sonitpur y Kokrajhar es un acto de cobardía. Nuestros pensamientos y plegarias están con las familias de los fallecidos", dijo.

El Centro Asiático para los Derechos Humanos denunció en un comunicado las muertes de civiles y las calificó de crímenes contra la Humanidad, ya que los separatistas dispararon de forma indiscriminada contra la población.

La Policía atribuyó estos ataques coordinados de los rebeldes ayer por la tarde local a una represalia por la muerte de varios miembros del NDFB abatidos por los cuerpos de seguridad en las últimas semanas.

Conflicto étnico

En mayo, 31 personas fallecieron en enfrentamientos étnicos en Assam de los que las autoridades acusaron a rebeldes bodo, que supuestamente tirotearon de manera indiscriminada a miembros de la comunidad musulmana.

Habitantes originales del área, los bodos acusan a los musulmanes llegados en las últimas décadas desde la vecina Bangladesh de ocupar sus tierras y puestos de trabajo.

Activistas de ambas comunidades ya protagonizaron en 2012 violentos choques armados que causaron al menos un centenar de víctimas mortales, la destrucción de cientos de aldeas y el éxodo de decenas de miles de personas.

ER (efe, ap)

DW recomienda