1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Matías Concha: el sueco-chileno

En el fútbol alemán los jugadores suecos son escasos. Que uno de ellos esté empeñado en educar a su hija en español es aún más raro. Es el caso de Matías Concha, defensor del Bochum, equipo de primera división alemana.

default

Matías Concha celebra un gol marcado con el Bochum.

En diálogo con DW-WORLD, Concha habla de su origen chileno y de lo importante que el idioma español ha sido para toda su familia, incluso para su pequeña hija Amanda.

DW-WORLD: Matías, explíquenos cómo es la historia, ¿usted es un chileno-sueco en Alemania, o un sueco-chileno en la Bundesliga, o un sueco-sueco o es completamente chileno?

La historia es muy sencilla, tengo raíces chilenas, pero nací y crecí en Suecia así que sueco con sangre chilena.

¿Y terminó en el fútbol por esa sangre latina?

No lo sé, yo no vengo de una familia futbolística, no tengo ni padre, ni primos que fueran futbolistas. Me metí a jugar fútbol porque desde pequeñito me gustó y me quede allí.

A propósito de la familia, según nos enteramos, es bastante particular...

Sí, tenemos de todo en la familia, yo futbolista, un hermano es juez, otro DJ y el otro cantante de ópera, la pasamos muy bien cuando nos reunimos.

Una familia sueca y a la vez muy sudamericana.

Sí, bastante, siempre fue importante en casa mantener el idioma, las tradiciones chilenas, lo sudamericano siempre ha estado allí.

Tanto que a su hija la está educando en español.

Ese fue el propósito que nos hicimos desde el principio con mi esposa, que también es chilena. Al principio, cuando vivíamos en Suecia, hablábamos los dos con nuestra hija en casa únicamente en español, el sueco era la lengua de sus amigos y en la guardería; ahora, en Alemania, pues empecé yo a hablarle en sueco -para que el idioma no se pierda- y mi esposa en español, el entorno es en alemán.

¿Siempre fue el español el idioma oficial de la familia Concha?

Sí, naturalmente.

¿Va con frecuencia a Chile?

Trato de ir lo máximo posible pero es un viaje largo, se necesita mucho tiempo para hacerlo, la última vez que estuve fue en el 2001, ya tengo ganas de volverme.

¿Dónde se nota más la mezcla latino-sueca, en lo privado o en lo futbolístico?

En las dos partes, en las dos cosas, en el fútbol tal vez más en lo agresivo y en el temperamento, esas son características positivas.

Nos contaron además que el ambiente fiestero latinoamericano va con usted a todas partes.

Cierto, mi i-pod está lleno de salsa y música latinoamericana, eso siempre está conmigo a donde vaya.

¿Aquí en la Bundesliga con quién se ha entendido mejor, con los jugadores latinoamericanos o con los suecos?

Con los suecos tengo mucho más contacto, somos apenas 3 ó 4, yo los conozco y hablo con ellos, por ejemplo Rosenberg del Werder Bremen es un muy buen amigo mío. En Leverkusen se que juega el chileno Arturo Vidal a quien no conozco todavía pero con quien me gustaría conversar cuando se presente la oportunidad.

Futbolísticamente tuvo algunos inconvenientes al principio del año, ¿ya están superados?

Ya estoy recuperado. En enero tuve un par de problemas musculares y perdí un poco el entrenamiento y por eso no jugué con frecuencia. Además, como el equipo venía funcionando, el entrenador decidió no cambiar la formación. Hay que respetar eso y seguir entrenando bien y mostrar que uno quiere jugar. Yo quiero hacerlo, quiero jugar bien con el Bochum para recuperar mi puesto en la selección sueca y asegurar mi cupo en la nómina a la Eurocopa.

¿Tiene posibilidades reales de ir con Suecia a la Eurocopa?

Yo tengo una gran oportunidad de meterme en el equipo, pero también hay otros que hacen todo lo posible para estar en la nómina. Hay que esperar, a mediados de mayo se dará a conocer la lista definitiva de los convocados y yo espero estar allí.

Entonces ¡mucha suerte!

¡Gracias!

DW recomienda