1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Masacre de niños en bombardeo de Fuerza Aérea siria

Fuerzas leales al Gobierno de Bashar al-Assad atacaron una población en Alepo, matando a 15 personas, nueve de ellas niños.

Los niños no tendrían por qué estar en medio de una guerra, pero muchas veces la vida los pone entre las balas de los adultos. Un ejemplo de esa absurda perversión se dio este sábado (06.04.2013), cuando la Fuerza Aérea de Siria bombardeó un barrio de la ciudad de Alepo, causando de la muerte de al menos quince personas, entre ellas nueve niños.

Alepo es una ciudad que pasa de manos rebeldes a manos gubernamentales de forma permanente. La lucha en sus calles se ha vuelto encarnizada, afectando especialmente a la población civil. El ataque de este sábado es una prueba de que los bandos en conflicto dejaron de respetar a quienes no tienen nada que ver en los combates.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo cercano a los insurgentes pero de reconocida objetividad, aseguró que un avión dejó caer sus bombas en la zona occidental del distrito Sheikh Maqsoud de Alepo, cerca de un control instalado por milicianos de las Unidades de Protección Popular (YPG), un grupo armado insurgente kurdo.

Assad teme desestabilización total

Los otros seis muertos son tres mujeres y tres hombres, aunque se ha informado desde Siria que la cifra podría incrementarse, debido a que hay una gran cantidad de heridos graves. No hay datos sobre las bajas entre los combatientes del YPG, cuyos integrantes continúan luchando contra las fuerzas del Gobierno en ese barrio.

Por otro lado, la prensa estatal dijo que los rebeldes dispararon una bomba de mortero contra el centro de la capital, Damasco, causando la muerte de una persona e hiriendo a varias otras. El incidente provocó daños a edificios y vehículos cercanos. Los rebeldes se han hecho fuertes en distintas zonas del país, desde donde esperan lanzar el ataque final sobre la capital.

El mandatario Bashar al-Assad, en tanto, dio una entrevista a una cadena de televisión turca, donde sostuvo que una victoria de los rebeldes podría desestabilizar a Oriente Medio por décadas. “La situación inevitablemente se extenderá a los países vecinos y creará un efecto dominó en Oriente Medio y más allá. Esto llevará a un estado de inestabilidad por años y quizás décadas”, aseguró.

DZC (Reuters, Europa Press)

DW recomienda