1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Martin Schulz: “Seguridad social por sobre libertad económica”

Martin Schulz, el candidato que encabeza la lista del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) para las elecciones del Parlamento Europeo, aboga en entrevista con DW-TV porque prevalezca la seguridad social en Europa.

default

Martin Schulz, en campaña para los comicios europeos.

DV-TV: Sr. Schulz, ¿se interesan los alemanes por estos comicios europeos?

Por lo menos no en la medida en que sería necesario en este momento. Pero todavía faltan unos días.

En Alemania también se elegirá un nuevo parlamento en otoño. Se trata del poder en Berlín. Eso es algo más cercano a la gente. ¿Realiza Ud. por eso una especie de campaña electoral de prueba?

Si hiciéramos una campaña electoral de prueba, la gente tendría más interés. Estoy seguro de eso. Yo no creo tanto que los comicios europeos sean un test para las elecciones del Bundestag. Pero, de seguro, el resultado de las elecciones del Parlamento Europeo arrojará una cierta imagen del ánimo imperante.

En los pasados comicios europeos, el SPD obtuvo un mal resultado histórico, del 21,5%. ¿De dónde saca optimismo para esta campaña electoral?

Hay dos razones. En primer lugar, si se parte de un 21,5%, hay que decir sinceramente que cabe esperar un aumento. Ese fue en realidad un muy mal resultado. Y los competidores obtuvieron un resultado desproporcionadamente bueno. Ellos bajarán. Eso es lo que creo, con cierta seguridad. La segunda razón se relaciona con los temas que abordamos. Es decir, más reglas para los mercados financieros, una Europa más social, sueldos mínimos, límites para los sueldos de los gerentes, cierre de paraísos tributarios. En suma, las medidas que debemos adoptar a nivel europeo son también las que desea la gente. Por eso pienso que nuestros temas le llegan al electorado.

Quedémonos un momento en este punto. Dar un carácter más social a Europa. Darle un giro a la izquierda a Europa. ¿Qué significa eso en concreto? ¿Qué le puede prometer a la gente?

Si fuéramos la bancada mayoritaria en el Parlamento Europeo, es decir, si la socialdemocracia fuera la bancada más fuerte, por lo pronto no habría un automatismo a favor del señor Barroso. Hay un hecho importante. Los 19 jefes de Estado y de Gobierno conservadores y liberales ya han optado por un candidato, el Sr. Barroso. Y también un par de gobernantes socialdemócratas le han dado su aprobación. Pero esa es una propuesta. Primero tienen que conseguir una mayoría en el parlamento. Y, si nosotros nos convertimos en la bancada mayoritaria, también habría un cambio de rumbo en la Comisión Europea, es decir, en el gobierno de facto de la UE. Por eso queremos que la gente vote por nosotros, para ser la bancada más fuerte.

Un cambio de rumbo, otro presidente de la comisión... ¿Quién podría ser?

... Un cambio de rumbo implicaría por lo pronto que, independientemente de quien sea propuesto como presidente de la Comisión, éste debería cumplir determinadas condiciones que planteamos. Porque me atrevo a pronosticar que sin nosotros nadie logrará el cargo. Hay dos demandas centrales que deben ser satisfechas. La primera es una evaluación social de consecuencias. Queremos que antes de actuar, y no después, la Comisión sopese qué efectos tendrán sus actividades legislativas en los sistemas de seguridad social de los Estados miembros. Se trata de evaluar previamente las consecuencias sociales. Lo segundo es que queremos, en cualquier situación, que prime el resguardo social en caso de conflicto entre las normas económicas y las estructuras sociales de los países miembros. Seguridad social por sobre libertad económica. Ésa es la segunda condición. Si se cumplen, podemos hablar.

Ud. preside a los socialistas en el Parlamento Europeo. La gran mayoría de sus correligionarios es decididamente partidaria de la energía atómica. Los socialdemócratas alemanes quieren abandonarla. ¿Cómo se hace política en esa situación? ¿No está Ud. aislado en esa materia?

No, en absoluto. La política energética es competencia de los países miembros y eso seguirá siendo así. Por eso, cada país decide en forma diferente. También hay en la Unión Europea algunos países que pertenecen a la OTAN y otros que no. Existen determinados campos que no competen a la UE. La política energética se cuenta entre ellos. Eso lo decide cada país por sí mismo. Alemania ha optado por abandonar la energía nuclear. Yo soy partidario de esa vía, por dos razones. No hay prácticamente nada que haya generado más innovación, más desarrollo tecnológico, que el fomento de las energías renovables, dirigidas a reemplazar a la energía atómica. Por lo demás, tampoco hay virtualmente campos en los que se haya creado más puestos de trabajo que en la energía eólica y solar. En consecuencia, éste es el camino correcto, porque sirve al medio ambiente y al empleo. Lo segundo es que, si sigo a los promotores de la energía atómica, necesitaremos 300 plantas atómicas adicionales para cubrir las necesidades energéticas del futuro. Hago notar humildemente que la mayoría de los países miembros de las Naciones Unidas no son democracias parlamentarias y actualmente estamos viendo, en Corea del Norte o también en Irán, cuán rápido se puede transformar el uso civil de la energía nuclear en un uso militar. En consecuencia, es mejor abandonar la energía atómica en vez de tener que enviar luego soldados a cualquier parte para evitar que dictadores desquiciados construyan una bomba atómica.

Autor: Christian Trippe/ Emilia Rojas

Editor: Enrique López

DW recomienda