1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Marine Le Pen ante los tribunales

La jefa del partido Frente Nacional (FN) es acusada de incitar al odio racial por comparar a la comunidad musulmana en Francia con la ocupación de las tropas de Hitler.

Marine Le Pen ante la corte de Lyon.

Marine Le Pen ante la corte de Lyon.

En 2010 Marine Le Pen declaró que las escenas de los musulmanes rezando en sitios públicos se asemejaban a la de los soldados de la ocupación nazi en Francia durante la Segunda Guerra Mundial. “La de los musulmanes también es una ocupación, así no tengan tanques de guerra”, dijo Le Pen. Dichas declaraciones fueron antecedidas por debates sobre el cierre de calles en varias ciudades francesas para dar espacio a la oración a musulmanes que no cabían en las mezquitas.

Palabras que llevaron a una ONG antirracismo a instaurar demanda contra Marine Le Pen, que al comienzo del proceso en Lyon, este 20 de octubre, se presentó como defensora de la libertad de opinión. “Como política, es mi deber abordar ciertos temas”, dijo Le Pen acusando a la Justicia de “persecución penal en época preelectoral”.

Marine Le Pen comparó, premeditadamente, a los inmigrantes musulmanes con los soldados de la ocupación nazi siguiendo la tradición xenófoba de su padre, el fundador del Frente Nacional, con antecedentes penales, que van desde el odio racial a la banalización de los crímenes nazis. Esta comparación está dirigida a sus seguidores.

Crisis de refugiados fortalece extrema derecha

Desde cuando en 2011 Marine Le Pen asumió la dirección del partido Frente Nacional comenzó a reducirle el volumen a la propaganda xenófoba con el fin de acercarse más a los electores de centro. La misma Marine Le Pen la llamó una estrategia de “desdemonización”. Aunque, al mismo tiempo, el subjefe del partido Florian Philippot critica la política de refugiados de Alemania, que, según el político francés, solo sirve a los “cínicos intereses del gran capital”, que presuntamente “necesita esclavos para la industria alemana”.

No se sabe si el proceso de Lyon contra Marine Le Pen la beneficiará o perjudicará en las próximas elecciones regionales de diciembre. Lo cierto es que en Pas-de-Calais, su distrito electoral, Marine Le Pen lidera las encuestas de intención de voto. Se espera incluso que el FN conquiste 2 de 13 departamentos. Y todo indica que Le Pen puede derrotar a Hollande en las elecciones presidenciales de 2017. La infructuosa disputa por una política europea de refugiados le hace ganar más simpatizantes a la extrema derecha, también en Francia.

El FN polemiza contra el Islam

Según Alain Jacubowicz, de la Liga Internacional contra el Racismo, las palabras de Marine Le Pen “no tienen nada que ver con la libertad de expresión” y solo buscan “provocar”, como es costumbre en el FN. Por ello, para Jacubowicz, una condena de Marine Le Pen sería “una advertencia jurídica” a su partido de extrema derecha.

Pero Marine Le Pen no es el único miembro del FN en problemas jurídicos. Saint-Just, tesorero del partido y candidato de primera fila del FN en París, enfrenta actualmente un juicio por fraude y lavado de dinero. Otros están acusados de complicidad en fraude y malversación de dinero público. Casos que no parecen afectar a este partido de extrema derecha que habla de una supuesta “conspiración de los partidos tradicionales con la ayuda de la Justicia para dañar su reputación”.

DW recomienda