Maribel Domínguez: “El fútbol femenino ha cambiado para bien” | Deportes | DW | 21.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Maribel Domínguez: “El fútbol femenino ha cambiado para bien”

La autora del único gol mexicano en un Mundial de fútbol femenino, y máxima figura de su selección, habló con Deutsche Welle sobre los cambios positivos que ha visto a lo largo de su carrera deportiva.

Germany's Renate Lingor, right, goes for the ball against Maribel Dominguez of Mexico in the womens first round Group F Olympic soccer match at the Karaiskaki stadium in Athens, Tuesday, Aug. 17, 2004. (AP Photo/Diether Endlicher)

La mexicana Maribel Dominguez disputa el balón con Renate Lingor, de Alemania.

Deutsche Welle: Maribel, por fin puede repetir la experiencia de participar en un Mundial luego de haber estado en el de 1999, ¿contenta?

Maribel Domínguez: Sí, mucho, este segundo Mundial lo anhelábamos y lo buscábamos, estábamos tristes de no habernos clasificado de nuevo después de 1999 pero luego de tantas privaciones y esfuerzos aquí estamos, en Alemania 2011, y ello compensa tantas privaciones, tantas dificultades. Queremos esta vez dejar huella.

¿Cuál es la mayor diferencia entre la selección de México de 1999 y la actual del 2011?

Nuestra selección en el 99 era muy joven e inexperta, el proceso que hoy nos tiene aquí apenas estaba empezando; en este 2011 tenemos otra vez un equipo joven pero lleno de experiencia gracias al balance y las actuaciones de las chicas más pequeñas en eventos internacionales importantes como el Mundial Sub20.

¿Se ha crecido desde entonces?

Mucho, del 99 a acá todo ha cambiado, el fútbol femenino internacionalmente, las selecciones nacionales, han crecido. En el caso particular de México es claro que se cuenta con mucho más reconocimiento, antes no había equipos nacionales en categorías inferiores, hoy los tenemos y se cuenta con más apoyo y una organización mucho mayor.

Un salto positivo

¿Del 99 al 2011? Sí, en general todo ha cambiado para bien, ahora se juega con más ritmo, con más táctica, el tiempo ha dejado su huella positiva, las potencias de antes –Brasil, Alemania, Estados Unidos- tienen rivales fuertes y competitivos. Si volteo atrás y repasó la experiencia nuestra en 1999, cuando nos concentramos con la selección en Toluca y nos tocaba antes de los entrenamientos espantar a las vacas de la cancha, tengo que decir que eso no tiene nada que ver con el apoyo actual. Hacer memoria ayuda a valorar lo que ahora tenemos.

Todo gracias a su aporte

No sé si yo individualmente ayudé tanto, pero es cierto que viví todos esos sufrimientos en el camino a donde ahora nos encontramos, eso ha ayudado a que yo me convierta en punto de referencia para el resto de las chicas del equipo, es bonito saber que fuiste motivación para muchas de ellas, que escogieron jugar al fútbol luego de haberte visto.

1999 sigue siendo de todas formas un fracaso si sólo se evalúan los resultados

Haber perdido los tres partidos en ese Mundial es un recuerdo triste, pero de otro lado nosotros optamos por recoger lo positivo de esas dolorosas derrotas en vez de lamentarnos; ellas nos ayudaron a reconocer los errores, a trabajar para corregirlos. Ese Mundial no fue un fracaso, fue el punto de partida para llegar a donde estamos, el inicio de un proceso que en otros torneos internacionales nos han dado buenos resultados.

Para usted, en lo personal, ese Mundial fue de todas formas un triunfo, usted anotó el que hasta ahora es el único gol mexicano en un Mundial femenino

El gol me llenó en su momento de mucho orgullo, lo recordaré especialmente porque fue contra Brasil, casi desde mitad de la cancha, fue muy bonito, pero para ser sinceros me voy a poner aún más feliz de poder despedirme de ese honor de ser la autora del único gol mexicano en un Mundial. Lo que quiero es que el equipo acumule muchos goles, sean míos o de mis compañeras, queremos disfrutar de este Alemania 2011 segundo a segundo y mucho, en el 99 todo pasó muy rápido, esta vez no debe ser así.

Maribel, no podemos despedirnos de usted sin preguntarle por su contrato con el Celaya. Usted hubiera sido, en el 2004, la primera mujer en un equipo semiprofesional masculino de fútbol si la FIFA no hubiera intervenido.

En su momento todo se malinterpretó, fue el resultado de una plática en una comida y yo acepté la oferta porque no tenía en aquel entonces equipo y quería entrenar y mantener ritmo de competencia. No sabía del escándalo que se iba a formar y la verdad la FIFA tuvo razón, las mujeres no tienen nada que buscar en el fútbol masculino, las mujeres lo que necesitan es el espacio y el respaldo para el fútbol femenino, ligas propias donde jugar, apoyo.

De todas formas ese escándalo despertó conciencia sobre esa necesidad.

Ese fue el aspecto positivo de todo esto, yo no lo busqué, se dio sin haber pensado en las dimensiones que tomaría y por fortuna al final todo salió bien: el fútbol femenino ganó en aceptación y respaldo, yo tuve la oportunidad de ir a Barcelona, algo de lo que estoy muy agradecida.

Y ahora, después del paso del tiempo, otra vez en un Mundial como gran figura de México.

Y con la selección quiero llegar a la final de Alemania 2011.

Autor: Daniel Martínez
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda