1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Marcha 43x43: "México, más indignado que nunca"

La marcha por los estudiantes de Iguala siguió su camino hacia la capital. Por otro lado, compañeros de los desaparecidos atacaron el Gobierno de Guerrero, al que lanzaron piedras y cócteles Molotov e incendiaron autos.

Compañeros de los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa atacaron el Palacio de Gobierno de Guerrero para protestar por el transcurso de las investigaciones sobre este caso. Los estudiantes, acompañados por miembros de otras escuelas, llegaron en varios autobuses al Palacio de Gobierno, ubicado en Chilpancingo, la capital del estado, y comenzaron a lanzar piedras y cócteles molotov. Además, incendiaron varios vehículos que se encontraban aparcados dentro de los edificios, así como una patrulla policial y varias camionetas que estaban en su poder desde días previos. Tras unos minutos y sin que hubiera intervención policial, los estudiantes dejaron el lugar.

Participantes en la caminata î43x43 afirmaron hoy (08.11.2014) que México está de luto y más indignado que nunca tras la desaparición de 43 estudiantes en el sur del país el 26 de septiembre. "México está de luto, desde hace rato está de luto y está más indignado que nunca", dijo José Alcaraz García, uno de los organizadores, en nombre del "Movimiento 43x43. Ni un desaparecido más".

En la localidad de Tres Márias, a unos 55 kilómetros al sur de Ciudad de México, Alcaraz advirtió que, a pesar del cansancio, el grupo planea llegar el domingo a la capital mexicana para exigir a las autoridades que renuncien si no se sienten capaces de responder ante los reclamos ciudadanos. "Si a nuestras autoridades y en concreto al procurador de México ya se le acabó la pila (la fuerza), por dignidad debiera retirarse", agregó el dirigente social.

Marcha para exigir seguridad

Participantes en la marcha 43x43 iniciaron el lunes en la ciudad de Iguala un recorrido de 195 kilómetros, con el fin de exigir seguridad en México y la aparición con vida de los 43 estudiantes secuestrados por policías y delincuentes. "Nuestra lucha es por la paz, la seguridad y la justicia. Porque un pueblo que odia puede caer en el fanatismo e incrementar la violencia. La violencia no es recomendable, la rechazamos como método de lucha", advirtió.

El grupo comenzó el recorrido el lunes en Iguala, en el sureño estado de Guerrero, donde desaparecieron el 26 de septiembre los estudiantes de la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos", un centro de formación de maestros de comunidades pobres, después de ser tiroteados por la policía con el resultado de seis muertos y 25 heridos. El viernes, Murillo Karam informó que se encontraron restos humanos en extremo calcinados y sin identificar en un basurero y en un río y que, según el testimonio de detenidos, corresponden a los 43 jóvenes desaparecidos.

En la caminata participan 43 representantes de distintas asociaciones, uno por cada estudiante desaparecido, aunque son 85 las organizaciones que respaldan la movilización.

MS (dpa/efe)