1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Maquinistas alemanes reiniciarán huelgas en todo el país en enero

El sindicato de maquinistas alemanes GDL anunció hoy en Fráncfort que a partir del 7 de enero volverá a convocar huelgas en los trenes de pasajeros y mercancías de todo el país, ya que da por fracasadas las negociaciones con la patronal, la empresa estatal de ferrocarriles alemanes, Deutsche Bahn.

En lo que queda de año no se llevarán a cabo más huelgas, prometió el sindicato GDL, que aglutina a la mayor parte de los 20.000 maquinistas alemanes. 'Los viajeros podrán tomar el tren todos los días en Navidad', sin embargo, a partir de enero, las huelgas paralizarán los trenes de pasajeros, tanto de cercanías como de largo recorrido, y los de mercancías, agregó.

Las huelgas que arrancarán en enero no terminarán hasta que Deutsche Bahn presente 'una oferta aceptable', señaló el presidente de GDL, Manfred Schell. El miércoles por la tarde el sindicato anunció por sorpresa la decisión de interrumpir las negociaciones con la patronal.

'No hemos avanzado nada en las negociaciones desde hace nueve meses', dijo hoy el presidente de GDL, Manfred Schell, quien agregó que aunque varias cuestiones a negociar 'siguen sobre la mesa' sin haberse decidido 'son inaceptables'. La patronal, por el contrario, cree que la diferencia de posiciones 'no es insuperable'.

Schell explicó que el sindicato tomó la decisión porque la patronal dio marcha atrás en la dotación de un convenio colectivo independiente para los maquinistas, máxima exigencia de GDL y por lo que lucha desde hace varios meses.

Deutsche Bahn se resiste a prometer un convenio colectivo exclusivo para los maquinistas y distinto al de los demás empleados del sector y sólo ha ofrecido uno individual pero que se integre en la estructura general de los demás convenios de ese sector.

'Continuaremos las protestas durante el tiempo que sea necesario hasta que logremos un resultado razonable, según nuestros criterios', enfatizó Schell. En su opinión, es Deutsche Bahn quien tiene el poder 'en la mano' para determinar la duración de las protestas.

La empresa ferroviaria estatal reaccionó a la ruptura unilateral de las negociaciones con la 'retirada de las ofertas y concesiones realizadas hasta el momento' al sindicato, anunció la presidencia de la firma en una declaración difundida hoy. Deutsche Bahn exige ahora del sindicato un 'procedimiento de conciliación regulado'.

'Por el momento, no vemos ningún motivo por el que tengamos que iniciar un procedimiento de conciliación regulado. Eso no nos hace avanzar', señaló Schell en entrevista con dpa. 'Deutsche Bahn no piensa realmente en solucionar el conflicto, es otra vez un juego para alargarlo', agregó.

En el conflicto, que ya dura meses, la patronal y el sindicato, acordaron el 4 de diciembre mantener las negociaciones salariales hasta finales de enero, plazo en el que se aseguró que no se llevarían a cabo más huelgas de trenes como las que tuvieron lugar hasta ese día.

Junto a la concesión del convenio colectivo propio pero integrado en el de los demás grupos del sector, la oferta de la patronal contempla mejoras salariales de por lo menos un ocho por ciento, con un 4,5 por ciento de aumento sobre el sueldo y mejoras en la estructura salarial, así como pagas adicionales.

Las horas extra serían retribuidas de tal manera de que en total se llegaría a incrementos de hasta el 13 por ciento, pero para ello es necesario cumplir numerosos requisitos. GDL exige un aumento salarial mínimo del diez por ciento. (dpa)