1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Manifestantes retienen al alcalde de Acapulco

Cientos de manifestantes retuvieron temporalmente el vehículo en el que se desplazaba el alcalde de Acapulco, Luis Walton, para reclamarle por la desaparición de 43 estudiantes hace casi tres meses.

Fue el Estado, Ayotzinapa vive y Asesinos viajan aquí fueron algunos de los mensajes escritos en el vehículo.

"Fue el Estado", "Ayotzinapa vive" y "Asesinos viajan aquí" fueron algunos de los mensajes escritos en el vehículo.

Un grupo de manifestantes rodeó la camioneta en la que iba el alcalde de la ciudad mexicana de Acapulco, Luis Walson. Los manifestantes, entre los que había familiares de los 43 estudiantes desaparecidos y presuntamente asesinados en el sur de México, estudiantes de la misma escuela e integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg), desinflaron las llantas del vehículo y le pintaron mensajes: "Fue el Estado", "Ayotzinapa vive" y "Asesinos viajan aquí" fueron algunos de los mensajes escritos en el vehículo, desde el que se vio al alcalde asustado y realizando llamadas telefónicas.

Los manifestantes habían iniciado un bloqueo vial a la altura del Centro Internacional Acapulco (CIA) e impidieron el paso al auto del edil, que había acudido al centro de convenciones para encabezar un acto por el arranque de la temporada vacacional de diciembre en ese puerto turístico. La camioneta fue rodeada por una valla humana en la Costera Miguel Alemán, principal avenida de este destino turístico de la costa del Pacífico, la principal ciudad del sureño estado de Guerrero, donde desaparecieron los estudiantes.

"Hemos retenido al presidente (municipal) de Acapulco. No queremos diálogo, solo gritarle en su cara sus verdades. ¡Presión!", escribió en su cuenta de la red social Twitter Omar García, miembro del comité estudiantil de la escuela normal rural de Ayotzinapa, en la que estudiaban los jóvenes que desaparecieron a manos de policías corruptos y criminales.

"No vinimos a agredir a nadie"

Los estudiantes de Ayotzinapa reclamaron el esclarecimiento del caso. "No vinimos a agredir a nadie, solamente a pedir que se esclarezca el caso de Iguala, que nos presenten con vida a los estudiantes, y castigo por parte del Gobierno federal a los responsables", aseguró uno de los manifestantes.

No vinimos a agredir a nadie, solamente a pedir que se esclarezca el caso de Iguala, que nos presenten con vida a los estudiantes, y castigo por parte del Gobierno federal a los responsables.

"No vinimos a agredir a nadie, solamente a pedir que se esclarezca el caso de Iguala, que nos presenten con vida a los estudiantes, y castigo por parte del Gobierno federal a los responsables."

El equipo de seguridad del alcalde, militante del izquierdista Movimiento Ciudadano, resguardó la camioneta, pero de acuerdo con el diario mexicano El Universal, el alcalde estuvo alrededor de una hora retenido. La cadena de noticias CNN México habló de 20 minutos. La agencia española de noticias Efe, de 40.

Después del bloqueo, Walton salió del vehículo para conversar con una de las madres de los desaparecidos que se le acercó, a la que dijo que se solidarizaba con su situación. La mujer le pidió que ordenara el retiro de agentes federales que se encontraban cerca de la concentración y Walton respondió que lo intentaría, pero que no era un tema de su jurisdicción. Tras la conversación, el alcalde salió del lugar y se fue en otro vehículo.

Manifestantes no creen la versión oficial

Las personas que bloquearon el vehículo oficial del alcalde llegaron a Acapulco en al menos cuatro autobuses procedentes de otros puntos del estado de Guerrero. Desde la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa se han realizado numerosas manifestaciones dentro y fuera del país, algunas de las cuales han concluido con actos violentos, como la quema de vehículos y edificios públicos.

Las personas que bloquearon el vehículo oficial del alcalde llegaron a Acapulco en al menos cuatro autobuses procedentes de otros puntos del estado de Guerrero.

Las personas que bloquearon el vehículo oficial del alcalde llegaron a Acapulco en al menos cuatro autobuses procedentes de otros puntos del estado de Guerrero.

Los 43 estudiantes desaparecieron la noche del 26 de septiembre después de una ola de ataques a tiros presuntamente ordenados por el alcalde de la localidad de Iguala, José Luis Abarca, en los que murieron seis personas y 25 resultaron heridas. Según la investigación oficial, los jóvenes fueron detenidos por policías y entregados al cártel Guerreros Unidos, que presuntamente los asesinó e incineró en un basurero del municipio de Cocula, vecino a Iguala, una versión en la que los familiares no creen. De los estudiantes desaparecidos, sólo uno ha sido identificado hasta ahora por un laboratorio de Innsbruck, Austria, entre restos calcinados hallados en Cocula.

RML (dpa, efe, cnn)

DW recomienda