1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Mamografías pueden salvar vidas

Unas 57.000 mujeres enferman anualmente de cáncer mamario en Alemania. Para 17.500 de ellas, el desenlace es fatal. Reducir esa cifra es lo que se busca mediante un amplio programa de detección precoz.

default

Una mamografía permite detectar tumores antes de que se los pueda palpar.

Alemania ha declarado la guerra al cáncer mamario, a consecuencia del cual mueren aproximadamente 17.500 mujeres en el país cada año. El arma más eficaz en esta batalla sigue siendo la detección precoz del mal, objetivo para el cual fue lanzada hace casi tres años una campaña dirigida a la población femenina de entre 50 y 69 años de edad, a la que se ofrece la posibilidad de someterse a una mamografía gratuita cada dos años.

Un llamado a cada mujer

Con motivo de un congreso sobre mamografías que se desarrolla en Berlín, se efectuó un primer balance de lo conseguido. De acuerdo con el Ministerio alemán de Salud, cerca de 1,4 millones de mujeres se han sometido a tales exámenes, lo cual equivale a más de la mitad de las 2,7 millones de alemanas invitadas directamente a participar en el programa. A partir de este año se pretende extender la cobertura a todas las mujeres de ese rango etáreo.

La participación de un 54% fue calificada por el Ministerio de Salud de “aceptable para comenzar”. Pero eso no es suficiente. Las directrices europeas prevén una participación del 70%. En consecuencia, las autoridades hicieron un llamado a redoblar los esfuerzos. “Sólo cabe intentar llegar a cada hogar”, afirmó la ministra de la cartera, Ulla Schmidt, subrayando que mientras antes se detecte un carcinoma, mayores serán las posibilidades de curación.

Logros visibles

Los exámenes masivos pueden evitar entre 2.500 y 3000 casos mortales cada año, a juicio del presidente de la Asociación de Médicos de las Cajas de Salud, Andreas Köhler. La clave radica en que, mediante la mamografía, es posible detectar tumores antes de que éstos resulten palpables en el pecho. El programa de monitoreo aplicado en Alemania ya ha arrojado resultados visibles: desde su puesta en marcha se ha detectado un promedio de 740 tumores por 100.000 mujeres, cifra que triplica la que probablemente se hubiera hallado sin las mamografías.

Lo principal es descubrir el mal en un estadio inicial y, en ese aspecto, las cifras parecen alentadoras: uno de cada tres tumores encontrados medía menos de un centímetro, mientras que en 1999, sólo uno de cada seis tenía tales dimensiones. De ahí que las autoridades de salud sigan apostando fuertemente por las mamografías y aseguren que los eventuales riesgos de someterse los rayos X son muy inferiores a las ventajas que reporta el método de detección precoz.

DW recomienda