1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Malos resultados de Ford el último trimestre

La empresa cifra en 200 millones de dólares el coste de la cancelación de su nueva fábrica en México. Sin embargo, ve con "optimismo" las políticas de Trump para el sector industrial.

Los altos gastos extraordinarios implicaron para la empresa estadounidense Ford una pérdida de 800 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2016, informó este jueves (26.01.2017) la propia compañía. La razón principal fue una modificación en los planes de pensiones, que significó unos 3.000 millones de dólares, aunque Ford también tuvo dificultades con las operaciones al contado. Los malos resultados del último trimestre también se debieron a la cancelación, tras las críticas del presidente Donald Trump, de una nueva fábrica en México, lo que ha costado a la empresa 200 millones de dólares.

Ford ve, sin embargo, con "optimismo" las políticas de Trump para el sector industrial estadounidense en general, y en particular para el mundo del automóvil, y cree que será uno de los principales beneficiarios de posibles aranceles a las importaciones de México. El presidente de Ford, Mark Fields, declaró durante una teleconferencia con analistas financieros y medios de comunicación que los primeros pasos dados por Trump desde que asumió la Presidencia de los Estados Unidos han sido "muy positivos".

"Estamos en una muy buena posición en términos de importaciones-exportaciones tanto en vehículos como en componentes. Y cuando lo combinamos con otros aspectos del plan de menores impuestos y otras medidas, llegamos en estos momentos a un punto de vista positivo", explicó Bob Shanks, director financiero de la compañía, que estudia varios escenarios posibles en las políticas fiscales y arancelarias. Fields insistió en que su empresa es "el principal fabricante (de automóviles) en Estados Unidos y no uno de los principales fabricantes en México".

Estados Unidos, primero

Ford ya tiene una buena cantidad de plantas en Estados Unidos, dijo Fields al canal CNBC. "Claro que siempre buscamos formas de expandir nuestro negocio y fortalecer el uso de nuestras instalaciones en Estados Unidos", agregó. Los directivos de Ford, General Motors y Fiat Chrysler se reunieron el martes con Trump después de que el presidente cuestionara a los gigantes de la industria automotriz por invertir en México, en donde los salarios son bajos, en vez de en Estados Unidos. Fields dijo que fue "un encuentro muy positivo".

En el último trimestre, Ford también tuvo que hacer fuertes reducciones operativas. Las ganancias antes de impuestos disminuyeron a 2.100 millones de dólares, un 20% menos que el año anterior. El ingreso se redujo en un cuatro por ciento, a 38.700 dólares. Las ventas en el mercado de automóviles estadounidense tienden a la baja. Hace tiempo que Ford advirtió sobre el inminente cese de los bajos precios de la gasolina y de la baja tasa de interés.

La compañía también manifestó su expectativa frente a 2017, año en que los resultados pueden todavía empeorar. Ford planea salir al mercado con nuevas tecnologías como coches eléctricos y autos robóticos. El año pasado, la ganancia operativa de la empresa se redujo en un 0,4%, a 10.400 millones de dólares. En el mercado europeo, en el que hace tiempo la empresa enfrenta dificultades, esta vez, en cambio, puede celebrar sus éxitos. El año pasado, el impuesto deducible sobre el valor añadido aumentó aquí a 1.200 millones de dólares, cuatro veces más que el año anterior. Para 2017, Ford espera seguir siendo rentable en Europa, incluso si los números bajan un poco.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda