1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Malos días para Airbus

Primero vino la cancelación de entrega del A350, luego la especulación sobre el Airbus A380: para la empresa Airbus las cosas no pintan bien. Aunque la dirección intenta apaciguar la tensión, ha tenido poco éxito.

El miércoles (10.12.2014) fue un mal día para una de las dos principales empresas fabricantes de aviones en el mundo. De manera bastante sorprendente, al parecer también para Airbus, la aerolínea Qatar Airways anunció, por medio de su página de Facebook, que no compraría el nuevo modelo de avión de largo recorrido Airbus A350: "La adquisición se pospone hasta nuevo aviso", anunció, sin dar razón alguna. Qatar, era el primer cliente que oficialmente adquiriría el nuevo modelo este sábado, en Toulouse. El martes las acciones de Airbus ya habían caído un 10 por ciento. Luego del anuncio de la aerolínea, disminuyeron otro cinco por ciento.

La empresa está en shock, ya que este modelo de avión bimotor, compuesto en gran parte por materiales ligeros y de alta resistencia, a diferencia de la mayoría de los aviones de los últimos años, se terminó a tiempo, sin problemas ni demoras en la aprobación del modelo y las pruebas.

Tensiones internas

"El avión está listo para su entrega, y estamos seguros de que la adquisición de nuestro cliente Qatar Airways se llevará a cabo muy pronto", dijo el Director de Airbus, Tom Enders, que el miércoles en la noche se encontraba en un foro de inversionistas en Londres. Sin embargo, dentro de Airbus hay quejas sobre el director de Qatar Airways, Akbar Al Baker. En septiembre, después de meses de estancamiento y costosos retoques, finalmente aceptó comprar el modelo de Airbus A380. Fue entonces que salieron a la luz varios problemas de producción y calidad en la fabricación del modelo.

Airbus tiene sus esperanzas puestas en el nuevo modelo A350

Airbus tiene sus esperanzas puestas en el nuevo modelo A350

Sin embargo, después de este golpe bajo, en la dirección de Airbus comenzó un debate sobre el futuro del avión de pasajeros más grande del mundo. Debido a su gran tamaño, el A380 destaca por sí solo ante la opinión pública, y desde el jueves (11.12.2014) circula un supuesto "final del A380" en algunos titulares y medios de comunicación. Y eso que el Director de Finanzas, Harald Wilhelm, apenas había pronunciado lo obvio: en su forma actual, el A380 es difícil de vender. Y a partir de 2018, la producción ya no será rentable. Para 2015 se comprometió a cubrir los gastos, pero solo de los costos de producción.

Grandes riesgos

Para hacer más atractivo al A380 y cambiar el actual motor por uno nuevo de consumo más eficiente de combustible, el fabricante tendría que gastar una gran cantidad de dinero. Si ello merece la pena, solo porque entonces la aerolínea Emirates pediría otros 60 o 70 aviones, es realmente cuestionable. Al parecer, habrá un diseño mejorado del modelo A380 por el cual Emirates ha mostrado mucho interés. Sin embargo, Airbus ha dado a conocer muy poco al respecto. El director de Emirates, Tim Clark, dijo a la agencia de noticias Reuters, que la aerolínea estará dispuesta a invertir mucho dinero en una versión modernizada del A380.

De cualquier modo, es arriesgado para cualquier fabricante depender de un solo cliente para la venta de un producto. Emirates, hasta el momento, ha comprado 140 de los 318 aviones existentes del modelo A380. Esto representa un 45 por ciento del volumen total de aviones de este tipo, producidos hasta este momento. La aerolínea proveniente de Dubai, ya opera 53 de los aviones adquiridos. Si Airbus se arriesgara a producir una nueva variante del A380, con un motor nuevo, desarrollado por Rolls-Royce, se haría aun más dependiente de Emirates.

Los pronósticos

A pesar de que Airbus se basa en los últimos pronósticos de la Organización Internacional del Transporte Aéreo (I.A.T.A.) de que el tráfico de pasajeros a nivel mundial tendrá un crecimiento del 7 por ciento en 2015, aquello no tiene por qué reflejarse directamente en mayores pedidos del modelo A380. La competencia en el mercado ha demostrado que aviones de largo alcance con un menor consumo de combustible, como el exitoso Boeing 787 y su ahora competidor, el Airbus A350, tienen mayor demanda.

Con ellos también se pueden operar, de manera rentable, conexiones largas entre aeropuertos de mediano tamaño. Para muchas aerolíneas es además muy difícil llenar los alrededor de 500 asientos que contiene el A380 y aún así seguir siendo rentables. Emirates es una notable excepción, ya que opera un alto número de conexiones entre Dubai y el resto del mundo. Y puede ser, que para el fabricante del A380, siga siendo el único cliente.