1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Mali se declara en guerra con los rebeldes tuareg

Un ataque donde murieron más de 30 combatientes dio pie para que el gobierno del primer ministro Musa Mara tomara la decisión.

Un viaje del recientemente nombrado primer ministro de Mali Musa Mara sirvió como telón de fondo para una nueva arremetida de los rebeldes tuareg, quienes atacaron la ciudad de Kidal, donde los enfrentamientos con las fuerzas del gobierno han dejado un total de 38 muertos y casi 100 heridos, según datos entregados por el Ministerio de Defensa maliense. De ellos, ocho son miembros del Ejército.

Mara visitó la región en un intento por mostrar su ánimo conciliatorio con un territorio que estuvo hasta hace unos meses bajo control de los rebeldes tuareg del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA), los que fueron derrotados en una rápida operación militar encabezada por Francia y que siguen siendo combatidos por las tropas regulares leales al gobierno central de Mali.

El primer ministro pasó la noche del sábado 17 de mayo en un cuartel militar del Ejército en Kidal, y este domingo (18.05.2014) viajó a Gao, otra localidad del norte del país. La gira continuará en Tombuctú, bajo la premisa de la reconciliación nacional y el compromiso del gobierno por el desarrollo de esa zona del norte maliense. El ataque que desató los posteriores enfrentamientos comenzó poco antes del arribo de Mara a Kidal.

“Esta es la realidad”

Según la versión oficial, los guerrilleros del MNLA atacaron un puesto de control del Ejército frente a la sede del gobernador a bordo de dos camionetas. Allí tomaron como rehenes a una treintena de funcionarios, lo que fue confirmado por el gobierno de Bamako mediante un comunicado donde aseguraba que “una coalición de yihadistas y terroristas” había asaltado la sede de la gobernación, la que se encuentra bajo su control.

Todo esto llevó al primer ministro a declarar la guerra a los tuareg. “Teniendo en cuenta esta declaración, la República de Mali está en guerra por consiguiente”, dijo la autoridad a la agencia Reuters. “Vamos a formular una respuesta apropiada a la situación”. Mara aseguró a la agencia EFE que “lo que está ocurriendo refleja la realidad de Kidal y es necesario hacerle frente a pesar de las dificultades”.

El gobernador Adama Kamissoko añadió que al menos 23 soldados del Ejército han resultado heridos, “entre ellos tres de gravedad, que han sido evacuados en helicóptero”. Las autoridades de Mali mantienen contactos con distintos grupos armados del norte del país, así como con las comunidades de la vasta región desértica, en un intento por alcanzar un diálogo que permita la reconciliación nacional.

DZC (EFE, Europa Press)