1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Malaysia Airlines está “técnicamente en bancarrota”

La aerolínea, dos de cuyos aviones sufrieron accidentes en 2014, despedirá a 6.000 de sus 20.000 empleados.

Un terrible comienzo de semana tuvieron los 20.000 trabajadores de la compañía aérea Malaysia Airlines, luego de que este lunes (01.06.2015) recibieran cartas de despido, como parte de los planes de reestructuración de la compañía, que tiene como meta crear, a partir de 2018, una nueva empresa aérea rentable. De los 20.000 funcionarios, unos 14.000 serán recontratados por Malaysia Airlines Berhad (MAS Bhd), la nueva sociedad.

Para los 6.000 restantes, se aplicará un finiquito que será de un mes de salario por cada año trabajado para los que llevan menos de diez años y un mes y medio para los que llevan más de una década. El nuevo director de Malaysia Airlines, el alemán Christoph Müller, dijo en una conferencia de prensa que su prioridad es detener el sangrado de la aerolínea, que está “técnicamente en bancarrota”, según su propia definición.

“Los malos datos empezaron mucho antes de los trágicos acontecimientos de 2014”, destacó el directivo, en referencia a los dos aviones comerciales que la compañía perdió el año pasado. El primero fue un Boeing 777-200er del vuelo MH370 que, con 239 personas a bordo, desapareció el 8 de marzo de 2014 cuando volaba de Kuala Lumpur a Pekín. El segundo era otro Boeing 777-200er del vuelo MH17 que, con 298 personas a bordo, se estrelló el 17 de julio de 2014, derribado por un misil en una zona del este de Ucrania.

El “Terminator” de las aerolíneas

Ambos siniestros precipitaron la debacle económica de la aerolínea, que arrastraba pérdidas económicas desde hacía varios años debido a la subida del precio del crudo y la dura competencia, entre otras razones. Ahora, los 14.000 trabajadores que recibirán una oferta de trabajo de Malaysia Airlines Berhad tienen plazo hasta el 12 de junio para aceptar o rechazar la propuesta.

“Emprenderemos la segunda ronda (de reformas) dentro de dos semanas", adelantó Müller, especialista en reflotar aerolíneas en apuros, como la irlandesa Aer Lingus, la belga Sabena y la alemana Lufthansa. Müller, apodado “Terminator” por la cantidad de puestos de trabajo que ha eliminado durante su carrera, dedicará 2016 a consolidar las operaciones de la nueva compañía, y prevé que el crecimiento empezará a asomar en el ejercicio fiscal 2017-18.

“Seguiremos siendo una aerolínea de servicio plenamente internacional para conectar continentes", dijo Müller, añadiendo que no había planes de convertirla en una compañía regional. También dijo que no habría reducciones en la red local.

DZC (EFE, Reuters, dpa)

DW recomienda