1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Malasia deporta a periodistas por preguntar sobre corrupción

La periodista Linton Besser y el camarógrafo Louie Eroglu, de la cadena australiana ABC, fueron detenidos tras inquirir sobre el origen de los millones depositados en las cuentas bancarias del primer ministro.

La periodista Linton Besser y el camarógrafo Louie Eroglu, de la cadena australiana ABC, fueron arrestados este sábado 12 de marzo en el estado de Sarawak, en el este de Malasia, por "cruzar una línea de seguridad e intentar acercarse de forma agresiva al primer ministro” Najib Razak, informó la policía. La autoridad realizaba una visita en una mezquita en Kuching cuando los reporteros se le acercaron para preguntarle el origen de los millones depositados en sus cuentas bancarias presuntamente desviados de un fondo estatal.

Najib no respondió a la pregunta y sus agentes de seguridad rodearon a Besser y Eroglu y los detuvieron, aunque los soltaron poco después. No obstante, horas más tarde la policía volvió a detenerlos y confiscó sus pasaportes.

El jefe de la policía de Sarawak, Dev Kumar, dijo en un comunicado que la justicia decidió no imputar a Besser y Eroglu, quienes estaban acusados de obstruir a un funcionario público y se enfrentaban a una pena de hasta dos años de cárcel. "Los papeles de la investigación de la policía fueron presentados ante la fiscalía el 14 de marzo. Al día siguiente la policía recibió instrucciones de la fiscalía de que no se presentaran cargos contra los dos", dijo Kumar, según el diario The Star. "En su lugar, (los periodistas) serán deportados del país de acuerdo con la sección 18 (3) de la ley de Inmigración 1959/63", añadió.

La decisión se produjo después de la intervención del gobierno australiano, que sugirió que la detención era que parte de una ofensiva de Malasia sobre la libertad de prensa. Tras el incidente, la ministra de Exteriores de Australia, Julie Bishop, expresó su preocupación por la situación, resaltando que "siempre me preocupa que haya casos de represión a la libertad de expresión, especialmente en democracias". Bishop dijo que se planteó la cuestión "en el nivel adecuado dentro del gobierno de Malasia".

Investigaciones internacionales destaparon la corrupción

Los medios de información internacionales destaparon a mediados del año pasado que Najib había recibido en sus cuentas bancarias 681 millones de dólares transferidos por el fondo estatal de inversión 1Malaysia Development Berhad (1MDB), en el que ocupa la presidencia de la junta ejecutiva. En un principio, Najib y 1MDB negaron que se hubiese producido tal transferencia, no obstante, posteriormente el gobernante admitió la existencia de los millones en sus cuentas privadas que atribuyó a una donación de la familia real saudita.

La fiscalía de Malasia ha exonerado de cualquier responsabilidad penal a Najib, de 62 años y en el cargo de primer ministro desde 2009. Las sospechas en torno a los ingresos en dicha cuenta salieron a la luz durante una investigación al fondo estatal 1Malaysia Development Berhad (1MDB). 1MDB, con deudas de más de 11.000 millones de dólares (unos 9.900 millones de euros), está siendo investigado por las autoridades por su mala gestión financiera y por sospechas de corrupción.

Este mes una nueva investigación periodística elevó la cantidad supuestamente desviada a más de mil millones de dólares (900 millones de euros).

JAG (EFE, AFP, dpa, AP)


DW recomienda