Malala ante la ONU: “Las balas no nos silenciarán” | El Mundo | DW | 12.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Malala ante la ONU: “Las balas no nos silenciarán”

La joven paquistaní atacada por los talibanes en octubre de 2012 por luchar por una educación para todos, dio el discurso el mismo día de su cumpleaños 16.

Es un ícono de la lucha contra la violencia que aplican los talibanes a las mujeres que intentan estudiar y apenas tiene 16 años. Malala Yousafzai, la joven paquistaní que fue víctima de un ataque de los extremistas por la relevancia que estaba tomando como vocera de las chicas que desean recibir educación, habló este viernes (12.07.2013) ante la ONU.

“Estoy aquí para levantar mi voz por el derecho de todos los niños a la educación. Un niño, un profesor y un libro pueden cambiar al mundo. Vamos a coger nuestros libros, son nuestra arma más poderosa. La educación es la única solución”, dijo la adolescente, precisamente el día de su cumpleaños, ante unos mil asistentes a la Asamblea de la Juventud de la ONU, en Nueva York, y el mismo secretario general de la Organización, Ban Ki-moon.

Ver el video 01:21
Now live
01:21 minutos

Una celebración especial para Malala

Malala se recuperó sorprendentemente de las heridas que le causaron los talibanes al dispararle en la cabeza y en el cuello en octubre de 2012, cuando intentaron asesinarla cuando ella volvía a casa desde la escuela. La joven fue tratada en Gran Bretaña, donde reside actualmente, en la ciudad de Birmingham.

Exigió financiar educación

“También dispararon contra mis amigos. Pensaban que las balas nos acallarían, pero estaban equivocados. En vez de silencio se originaron miles de nuevas voces”, aseguró la adolescente. Dos de sus amigas resultaron también heridas en ese ataque, aunque con lesiones de menor consideración y se recuperaron completamente.

“Los terroristas pensaron que cambiarían mis objetivos y frenarían mis ambiciones, pero nada de eso ha cambiado. La debilidad, el miedo y la desesperanza murieron, y nacieron la fortaleza, el poder y el coraje”, dijo en su discurso, tras el cual los presentes le cantaron a coro el “feliz cumpleaños”.

Malala aprovechó la ocasión para entregar a Ban Ki-moon una petición firmada por casi cuatro millones de personas que luchan para que los 57 millones de niños que todavía no pueden ir a una escuela puedan hacerlo, y exigir a los líderes mundiales que financien nuevos profesores, centros educativos y libros.

DZC (dpa, Europa Press, BBC)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema