Maduro: “Yo no soy Chávez, soy hijo de Chávez” | América Latina | DW | 10.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Maduro: “Yo no soy Chávez, soy hijo de Chávez”

El presidente interino se emocionó en una ceremonia del Partido Comunista Venezolano, donde reconoció carecer del carisma de su mentor político.

Nicolás Maduro tiene difíciles misiones ahora que el presidente venezolano Hugo Chávez ha muerto. Primero: asumir su papel durante un mes, hasta que haya elecciones. Segundo: ganar en esas elecciones. Y tercero, y quizás la más difícil de esas misiones: luchar contra el enorme peso que supone ser comparado con el líder de la “revolución bolivariana”.

Este domingo (10.03.2013), Maduro –quien inscribirá el lunes su candidatura para competir el 14 de abril por la presidencia de Venezuela– pidió un voto de confianza para él y así asegurar la continuidad del proyecto chavista, al tiempo que reconocía carecer de los dones que hicieron famoso a su mentor político.

"Lo que voy a decir quizás les suene una verdad de perogrullo, pero yo no soy Chávez, hablando estrictamente de la inteligencia, del carisma, de la fortaleza histórica", dijo Maduro, tras aceptar el apoyo a su candidatura del Partido Comunista de Venezuela (PCV), que forma parte de la alianza oficialista.

"Le pido fuerza y apoyo a nuestro pueblo. Yo soy un hombre de la calle, yo no estoy aquí como presidente encargado ni voy ser presidente a partir del 15 de abril porque tenga aspiraciones personalistas. Soy presidente, comandante de la Fuerza Armada y candidato porque así lo mandó Chávez y yo voy a cumplir sus órdenes", dijo en una asamblea del PCV.

Voz quebrada

"Una cosa es que soy chavista y vivo y muero por él, en vida y ahora en este nuevo plano en que está, y otra cosa es que alguien pueda aspirar a que Nicolás Maduro sea Chávez. No. Yo soy chavista, soy hijo de Chávez, así lo siento, y la responsabilidad que él me dejó, jamás pensé recibirla, nunca en la vida pensé que la iba a tener que vivir", confesó Maduro, mientras lo azuzaban con el grito de “Maduro, al yanqui dale duro”.

"Bueno, comandante, si usted me lo permite, desde donde esté, porque lo sentimos entre nosotros, permiso le pido para cumplir en este momento su orden y a nombre de su historia gloriosa y nuestra lealtad por usted y de todos nuestros compañeros, aceptar oficialmente el apoyo del PCV a la candidatura presidencial", dijo Maduro, cuya voz se quebró en varias oportunidades.

En la ocasión, el presidente interino de Venezuela solicitó a los militantes comunistas “cumplirle al comandante Chávez” en la lucha por mantener los logros sociales de la revolución. El exdirigente sindical de 50 años aseguró que pese al dolor que siente por la pérdida de su "padre", aceptará su voluntad de sucederle como líder de la Revolución Bolivariana de corte socialista.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda