1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Maduro y Capriles se desafían en las calles venezolanas

El presidente y el líder opositor convocaron a marchas en Caracas para luchar contra la corrupción. Los choques verbales ya comenzaron.

Un sábado agitado tendrán los habitantes de Caracas, la capital de Venezuela, ciudad donde están convocadas dos grandes marchas que volverán a enfrentar a quienes compitieron en las últimas elecciones presidenciales de abril: Nicolás Maduro y Henrique Capriles. Tanto el gobierno como la oposición organizaron manifestaciones contra la corrupción.

La oposición llamó a una concentración en el Este de la ciudad para protestar contra la suspensión de la inmunidad del diputado Richard Mardo, acusado de blanqueo de capitales y enriquecimiento ilícitos, y el Gobierno respondió convocando una contramarcha para tomar el caso de Mardo como muestra de su decisión de combatir la corrupción.

“Yo el sábado me lanzo a la calle con todo el pueblo en la gran marcha contra los corruptos. Vamos a la calle a ganar el derecho a una democracia decente”, dijo el presidente, Nicolás Maduro, quien aseguró que mientras su gobierno libra una batalla contra la corrupción, la oposición brinda apoyo “automático” a quienes cometen hechos ilegales, en referencia a Mardo.

“Marchan contra ellos mismos”

“Nada más corrupto que un enchufado del gobierno”, replicó mediante su cuenta en Twitter el gobernador de Miranda, el excandidato presidencial Henrique Caprules, quien pidió a sus partidarios acudir a la manifestación opositora. “"Ahora los enchufados convocaron (otra) marcha, qué poco originales. Marcharán contra la corrupción, es decir, contra ellos mismos”, agregó. La manifestación opositora, pensada solamente para Caracas, se extenderá a otras regiones, de acuerdo al mismo Capriles.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) considera “ilegal” la suspensión de la inmunidad legislativa de Mardo, ocurrida la tarde del jueves 1 de agosto, y asegura que la Fiscalía admitió pruebas falsificadas para armar un caso contra el diputado, quien deberá ahora enfrentar un juicio en el Tribunal Supremo de Justicia. Mardo afirma que todo se trata de una movida política para evitar que se presente a las elecciones de alcalde en diciembre.

Para el gobierno, en cambio, la lectura es otra: “Hay un modelo de patria que tiene derecho a la decencia, al trabajo, a la vida, a la prosperidad y a la patria, y un modelo de antipatria, que está descompuesto moralmente por todos lados”, sostuvo Maduro, quien calificó a sus detractores de ser liderados por una “cúpula podrida”.

DZC (dpa, AFP)