Maduro tacha de golpista al partido de Leopoldo López | América Latina | DW | 30.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Maduro tacha de golpista al partido de Leopoldo López

El presidente venezolano acusa al opositor de ser "un agente de la CIA" y anuncia haber desbaratado un maquiavélico plan para atentar contra los manifestantes durante la manifestación del jueves e inculpar a la policía.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó este martes (30.08.2016) de golpista y "brazo armado" del imperialismo al partido Voluntad Popular, del encarcelado dirigente Leopoldo López, dos días antes de la protesta opositora convocada para el jueves y con el que se pretende pedir un referéndum presidencial. Maduro advirtió que dará una respuesta "radical y contundente" ante cualquier acción para alterar el orden, al intervenir en una concentración de seguidores del Gobierno en la céntrica Plaza Caracas.

A Leopoldo López, preso desde febrero de 2014 y condenado a casi 14 años de cárcel, le acusó de ser "un agente de la CIA, entrenado en Harvard durante 10 años, agente orgánico de los Estados Unidos". Maduro señaló que los dirigentes de VP "son capaces de todo" pues no tienen ética ni límites y anunció que en el chavismo "se acabó la inocencia" por lo que actuará, desde el Gobierno, contra ese supuesto golpe de Estado "antes, durante y después de las fechas anunciadas" por la oposición a la que califica de "fascista".

"El partido de la violencia golpista"

En el acto lanzó acusaciones contra Voluntad Popular, contra el que se habían llevado a cabo acciones policiales, como la detención del abogado y ex dirigente estudiantil Yon Goicoechea, que se incorporó recientemente a VP y fue acusado de poseer supuestos detonantes de explosivos y el traslado de su reclusión domiciliaria a una cárcel del ex alcalde Daniel Ceballos por un presunto plan de fuga. Integrantes de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) denunciaron la detención del dirigente Carlos Melo, del partido Avanzada Progresista, sin conocerse las razones.

Maduro dijo que Voluntad Popular es "el partido de la violencia golpista que está metido en el golpe de Estado del 1 de septiembre", al insistir en su denuncia de que se prepara una intentona en su contra con la manifestación opositora del jueves. "Nunca debí haber subestimado las guarimbas (protestas) del 2014, porque veníamos de una gran victoria electoral. Nunca pensé que el imperialismo gringo lanzara esa embestida y pagara millones de dólares en el mundo para tratar de derrocar a la revolución bolivariana, utilizando su brazo armado, el partido Voluntad Popular", afirmó Maduro.

"Delirio de las conspiraciones"

"Nosotros estamos decididos a ser libres. Si quieren paz, paz tendrán, si quieren democracia, tendrán democracia, pero si vienen con golpes, la revolución va a dar una respuesta radical y contundente", recalcó. Según Maduro, se detuvo a unos "personajes" que supuestamente tenían en su poder explosivos C4 y uniformes camuflados de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) para hacerse pasar por estos funcionarios y "matar a sus propios militantes de la oposición". "Uno de ellos tenía un plan para canales internacionales de noticias, montarse en un lugar donde hubiera una masacre y aparecieran uniformados de la GNB matando a un grupo de personas, y transmitirlos al mundo (...) y decir 'Maduro mandó a matar a la oposición pacífica", dijo el mandatario.

El diputado Freddy Guevara, de Voluntad Popular, llamó a Maduro a dejar las amenazas y el "delirio de las conspiraciones" y someterse al voto popular. "Nada nos debe sacar del camino de demostrar cuántos somos y hacerlo en paz. Solo así evitaremos que nos lleven a un conflicto mayor", señaló.

LGC (dpa / EFE)


DW recomienda