Maduro ordenó suspender racionamiento en Zulia | América Latina | DW | 08.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Maduro ordenó suspender racionamiento en Zulia

“La solución es producir, producir”, dijo el mandatario venezolano, ante la crisis por la escasez de bienes de consumo que afecta a su país.

El estado de Zulia, en la zona noroccidental de Venezuela, comenzó a aplicar la semana pasada un mecanismo para controlar la cantidad de cosas que compran sus ciudadanos. La idea, según las autoridades, era controlar el contrabando hacia Colombia y evitar las largas filas que se forman frente a los comercios, ante la escasez de bienes de consumo.

El gobernador de Zulia, Francisco Arias, negó que se tratara de una “libreta de racionamiento” a la cubana, sino que buscaba evitar que la gente se repitiera la compra. “Hay quienes salen y vuelven a entrar o van a comprar a otro establecimiento también”, dijo Arias. El control suponía el ingreso del documento de identidad del comprador a una base de datos, de forma tal que no pudiera volver a adquirir determinados productos en tres días.

La medida, que provocó comprensible malestar en la población, fue criticada este sábado (08.06.2013) por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien ordenó la suspensión inmediata del mecanismo de control. El mandatario calificó la idea de “locura” y aseguró que esa no es la solución que esperan los ciudadanos.

Solución: producir

El llamado “chip de consumo”, como se le conoce en Zulia al plan de control de 20 productos básicos, “no es la solución. No”, dijo Maduro en una aparición televisiva en el canal VTV. “La solución es producir, producir y producir. Y conciencia en el consumo de las familias venezolanas”, señaló, asegurando que su régimen tiene otras soluciones para superar la escasez.

“Ese no es el pensamiento económico nuestro, que le quede claro a todo el mundo. Lo rechazo absolutamente, y si alguien lo está aplicando que lo deje de aplicar inmediatamente. Yo ordeno eliminarlo”, sentenció. Maduro dijo haber conversado ya el tema con el gobernador Arias y ordenó a las Fuerzas Armadas que verifiquen que el mecanismo ya no está operativo.

Para Maduro, lo que sucede es que ha desarrollado una “guerra económica” que ha puesto nerviosa a la población, que habría aumentado su consumo en un 30 por ciento en lo que va del año. Arias había declarado anteriormente que quienes rechazaban el mecanismo de control eran “aliados” de los contrabandistas. Sin embargo, este sábado dijo, vía Twitter, que estaba de acuerdo con Maduro. “No hay ni habrá racionamiento”, escribió.

DZC (dpa, AP, El Universal)