1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Madre del supuesto hijo de Evo Morales pide garantías para el niño

La empresaria Gabriela Zapata Montaño, madre del supuesto tercer hijo del presidente de Bolivia, Evo Morales, asistió a una audiencia suspendida por razones que no trascendieron.

Gabriela Zapata Montano (archivo).

Gabriela Zapata Montano (archivo).

"Lo único que espero es que se respeten los derechos de un niño. Lo único que puedo decir es que yo he cumplido siempre con lo que él me ha pedido: que mantenga esta situación oculta ", dijo Zapata a periodistas, preguntada sobre la supuesta paternidad de Evo Morales, al asistir al tribunal de justicia familiar de La Paz.

Dos fotos y un testimonio

Coincidentemente, se difundieron dos fotografías de Zapata con el supuesto hijo de Morales, contradiciendo las versiones del Gobierno y de la Fiscalía General de que el niño nunca existió. Las imágenes de Zapata y un niño pequeño, cuyo rostro está difuminado debido a restricciones normativas, fueron publicadas por la Agencia de Noticias Fides, que dice haberlas recibido de la familia de la mujer, en prisión desde el pasado 28 de febrero.

Ese medio publica también dos exámenes de ecografías realizadas a Zapata, uno a las pocas semanas de gestación y otro a los siete meses, en los que se dice que entonces tenía 20 años, aunque Zapata ha afirmado que en realidad, en ese momento –en el que Morales tenía 47 años−, ella tenía 18.

Además, la diputada Norma Piérola, del opositor Partido Demócrata Cristiano (PDC), presentó ante los medios un testimonio de reconocimiento oficial del menor por parte de Zapata y Morales, con dos testigos, que fue tramitado ante una oficina de registro civil en la ciudad de Cochabamba (centro). Según Piérola, así se reconoce la existencia de un niño vivo, que nació el 30 de abril de 2007 en La Paz.

DW recomienda

Desmentidos oficiales

Las fotos y el documento fueron difundidas después de que el vicepresidente del país, Álvaro García Linera; el fiscal general, Ramiro Guerrero, y ministros de Estado insistieran en la versión de que el niño nunca existió, aunque el primero había señalado lo contrario días antes. También la ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Lenny Valdivia, ha insistido en que el niño no existe, que hay "pruebas contundentes" de esa situación y sugirió que sea un psicólogo el que explique por qué, en su criterio, Zapata "inventa" su versión.

Al mismo tiempo, varios medios publicaron declaraciones en las que Zapata dice que ya no se callará más y ratifica que su hijo sí está con vida, aunque se niega a revelar dónde se encuentra. Zapata está presa acusada de supuestos delitos económicos que, según la Fiscalía, habría cometido usando oficinas dependientes del Ministerio de la Presidencia para hacer negociaciones personales con empresarios e inversores, en complicidad con una funcionaria media.

La mujer denunció en la víspera en una carta dirigida a la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) que su vida corre peligro porque fue objeto de amenazas mediante llamadas a los teléfonos de la prisión. No obstante, el Gobierno replicó de inmediato que goza de todos los derechos y las garantías que tienen las reclusas y ha asegurado que ella nunca denunció las supuestas amenazas contra su vida.

Polémica

El mandatario intervino este viernes (18.03.2016) en varios actos con discursos e incluso jugó un partido de fútbol en un centro minero, pero no se refirió al tema ante las críticas de la oposición. Su supuesto hijo se convirtió en el centro de una polémica que no cesa desde el 3 de febrero pasado, cuando el periodista Carlos Valverde presentó en su programa de televisión en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra el certificado de nacimiento de un niño y aseveró que se trataba del hijo de Evo Morales y Gabriela Zapata.

Dos días después el mandatario admitió en conferencia de prensa que su tercer hijo había muerto a poco de nacer en 2007. Pero el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, máxima autoridad del Ministerio Público de Bolivia, sorprendió el miércoles pasado (16.03.2016) al afirmar que el certificado de nacimiento que tiene en su poder la expareja de Evo Morales es falso. Zapata replicó que el trámite de inscripción del menor fue hecho por un asesor del propio Morales.

RML (dpa, efe)

DW recomienda