1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Macron revive las esperanzas europeístas

En Bruselas y otras capitales europeas se aplaudió la victoria de Emmanuel Macron, en quien se cifran amplias esperanzas de revitalizar la UE y espantar el fantasma del populismo nacionalista.

En las elecciones francesas había mucho en juego. Tanto mayor fue la alegría en Bruselas al conocerse el resultado. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se manifestó en Twitter satisfecho de que "los franceses hayan votado por un futuro europeo” y ofreció a Emmanuel Macron velar mancomunadamente "por una Europa más fuerte y más justa”.

 

Más información:

-Macron: “Defenderé Francia, defenderé Europa”

-Así es Macron, el presidente de Francia más joven de la historia

 

También la encargada de la política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, habló en Twitter de "revitalizar la UE” y terminó su mensaje con un "vive la France, vive l'Europe!”. Por su parte, el presidente del Consejo de la UE, Donald Tusk, felicitó "al pueblo francés”, que optó por "la libertad, la igualdad y la fraternidad”, y no por la "tiranía de las fake news”.

Optimismo en la ultraderecha

Desde el Parlamento Europeo se enviaron profusas felicitaciones a Francia, aunque algunos eurodiputados ecologistas y de la izquierda advirtieron que no se debe cantar victoria antes de tiempo. Atribuyeron el considerable apoyo obtenido por Marine Le Pen a la férrea disciplina presupuestaria impuesta desde Bruselas. A su juicio, la UE debe volverse más solidaria; de lo contrario, el Frente Nacional podría tener una oportunidad realista de ganar la presidencia en cinco años más.

Eso es precisamente lo que esperan Marine Le Pen y sus aliados. El adalid del "brexit”, Nigel Farange, ya vaticinó "otros cinco años de fracaso”, que llevarán a Francia a los brazos de los euroescépticos. Para el populista holandés de derecha Geert Wilders, el asunto está claro. "Millones de patriotas votaron por ti. ¡Ganarás la próxima vez y yo también!”, fue su mensaje a la líder der Frente Nacional galo. El partido de Wilders salió igualmente segundo en los comicios parlamentarios holandeses.

En Austria, el partido populista de derecha FPÖ recordó que Marine Le Pen obtuvo casi un 34 por ciento de los votos, el mejor resultado del Frente Nacional. "Un excelente punto de partida” para las próximas elecciones parlamentarias, según el jefe del FPÖ, Heinz-Christian Strache.

Más fuerza para la eurozona

En las capitales europeas nadie quiere pensar en eso. Por ahora, todos felicitan a Macron y aplauden el resultado pro UE. Muchas esperanzas se depositan en el presidente electo de Francia,  aunque probablemente el camino será difícil. Sus demandas de una eurozona más fuerte, con presupuesto, Parlamento y ministro de Finanzas propio, no cosechan solo aprobación. Sobre todo en Berlín cabe esperar resistencia. Al mismo tiempo, Macron prometió en su campaña respetar el límite trazado al déficit fiscal, lo cual alegrará a los gobiernos conservadores europeos.

Una cosa, al menos, es evidente: tras las elecciones francesas, las cartas vuelven a barajarse dentro de la UE. Y es probable que algunos de los que felicitaron a Macron en la noche del domingo ya tengan claro que él no es la panacea. Mientras Marine Le Pen pueda convencer a millones de franceses, el populismo de derecha no estará derrotado. No obstante, el resultado podría haber sido muchísimo peor para Europa.

Nina Niebergall (ERS/DZC)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema