1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Mónaco cooperará con Alemania contra el fraude

El príncipe Alberto II de Mónaco aseguró hoy a Angela Merkel que el principado cooperará con Alemania en la lucha contra la evasión impositiva.

default

Príncipe Alberto II de Mónaco (izq.) con Angela Merkel: voluntad de cooperar.

La reunión tuvo lugar después que hace diez días saliera a la luz el mayor escándalo de evasión impositiva de la historia alemana reciente.

El príncipe Alberto II garantizó a Merkel que las autoridades de Mónaco mejorarán ampliamente su colaboración con las alemanas, informaron portavoces oficiales alemanes esta tarde al término de la entrevista.

El objetivo de esa cooperación es facilitar el intercambio de información para evitar el fraude, el blanqueo de dinero y la corrupción, precisó la misma fuente.

La democristiana Merkel enfatizó en entrevista con Alberto II la necesidad de que Mónaco cumpla las reglas de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y ponga freno a la falta de transparencia en su política financiera. La canciller quiere acabar de raíz con la impunidad de los paraísos fiscales.

Liechtenstein Burg in Vaduz

El castillo de Vaduz, Liechtenstein: ¿hasta cuándo un paraíso fiscal?

No en vano, esa organización reprocha a Mónaco, Liechtenstein y Andorra que no hayan adoptado las reglas comunes para luchar contra el fraude al fisco y que no faciliten información sobre el tema a otros países.

Escándalo impositivo mayúsculo

Alemania está sufriendo un escándalo impositivo mayúsculo y ya ha registrado los domicilios de más de 150 sospechosos que evadieron impuestos sobre una suma no menor de 200 millones de euros (290 millones de dólares) a través de bancos de Lichtenstein.

Un total de 91 sospechosos reconocieron su culpa y saldaron parte de la deuda impositiva. Otras 72 personas admitieron de forma voluntaria haber cometido fraude fiscal para evitar así registros policiales y posibles condenas. Las autoridades alemanas han anunciado que ya han recuperado 27,8 millones de euros (41,3 millones de dólares).

El caso no afecta sólo a Alemania sino que ya se ha extendido a otros países como Australia, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Italia, España, Francia y Suecia, que han tomado cartas en el asunto y están investigando también a algunos de sus contribuyentes que podrían estar llevando a cabo prácticas ilegales similares.

El tono empleado por Merkel hoy fue mucho más suave que el que utilizó la semana pasada con el primer ministro de Liechtenstein, Otmar Hasler. "Mónaco no es Liechtenstein", subrayó esta mañana en la capital alemana el portavoz gubernamental Thomas Steg.

“Mónaco no comparabe con Liechtenstein”

La cantidad de dinero que se mueve en ambos países no es comparable y Mónaco ha mostrado su disposición a colaborar con Alemania y con la Unión Europea (UE) para aumentar la cooperación y adoptar acuerdos de prevención de fraude fiscal, justificó el mismo portavoz.

Sin embargo, el segundo país más pequeño del mundo, Mónaco, es considerado también un paraíso fiscal. Sus 32.600 habitantes pagan una escasa cantidad de impuestos y viven básicamente de la actividad financiera y del turismo.

La entrevista de Merkel y el príncipe Alberto II duró alrededor de media hora y no sólo giró en torno al escándalo impositivo, sino que se centró sobre todo en las medidas medioambientales que está aplicando Mónaco, en la cooperación en materia de desarrollo, la situación en Kosovo, las relaciones entre Mónaco y la UE y la posible Alianza del Mediterráneo en el seno del mismo bloque europeo.

DW recomienda