1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Mínimo un año demorará eventual extradición del “Chapo”

Estados Unidos pidió hace un año la presencia del capo de la droga mexicano, al que acusa de una serie de delitos. El proceso “no será inmediato”, dijo la Fiscalía.

Al menos un año, y hasta seis, podría demorar un eventual proceso de extradición a Estados Unidos del capo del narcotráfico Joaquín “Chapo” Guzmán, informaron este lunes (11.01.2016) fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía). Sin embargo, aclararon que existe una figura legal que se conoce como “extradición temporal”, algo que podría acelerar su procesamiento en Estados Unidos.

El director general de procedimientos internacionales de la PGR, José Manuel Merino, dijo en una entrevista que la extradición del capo no podrá ser inmediata. Por otro lado, una fuente oficial indicó a la agencia de noticias EFE que “el tiempo promedio es de un año, pero cuando hay una situación de amparos y amparos” por parte de la defensa del reclamado “se puede ir de cuatro a seis años”.

La misma fuente añadió que tras “ejecutar” el fin de semana las dos órdenes de detención con fines extradición en contra de Guzmán, en el penal en el que está recluido desde el viernes, “se notificó a la autoridad jurisdiccional” correspondiente y con eso “se dio formalmente inicio del procedimiento”. Recordemos que el capo del narcotráfico fue recapturado el viernes 8 de enero, tras haber huido de la prisión de El Altiplano en julio.

Defensa dilatará el proceso

Merino, por su parte, especificó que, en base a la experiencia, todo el proceso podría durar un año, “por lo menos eso es lo que nosotros estamos considerando”. En declaraciones a Radio Fórmula, el funcionario recordó que si la defensa del líder del cartel de Sinaloa interpone recursos para evitar su envío a Estados Unidos, algo que sus abogados ya están haciendo, el proceso previsiblemente se irá dilatando.

La figura de la “extradición temporal” implica que el imputado, en este caso el “Chapo”, sea procesado y sentenciado en Estados Unidos, pero que, una vez condenado, sea devuelto a México para que continúen los procesos pendientes en tribunales mexicanos. El Gobierno de Estados Unidos pidió el año pasado la extradición de Guzmán, acusado de múltiples cargos criminales. En ese país es considerado el mayor introductor de cocaína, marihuana, heroína y metanfetaminas.

DZC (EFE, Reuters, dpa)


DW recomienda