1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México reconoce que hay tortura, pero no generalizada

Como respuesta a una reciente misiva del relator sobre la tortura del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Juan Méndez, la cancillería mexicana reconoció que la práctica "no está erradicada, pero tampoco extendida".

"Se reconoce que la tortura constituye una práctica a la que todavía se recurre en distintas formas y que no ha sido del todo erradicada. Esta forma parte de los retos que el Estado asume y enfrenta a diario para una pronta solución", apuntó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en una nota oficial.

Sin embargo, la valoración de Juan Méndez, producto de una visita al país el año pasado y en la que aseguraba que "en México existe una práctica generalizada de la tortura, en un contexto de impunidad, que involucra a todas las fuerzas del orden", "no corresponde a la realidad", agregó la Cancillería.

Con este comunicado, México responde a la carta que Juan Méndez envió la pasada semana Méndez a Jorge Lomónaco, representante permanente de México ante los organismos internacionales con sede en Ginebra, en la que criticó el "ataque personal" en su contra por parte de funcionarios mexicanos.

Acusaciones contra Juan Méndez

El pasado 26 de marzo, el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE, Juan Manuel Gómez Robledo, consideró que el relator no fue "profesional y ético" en sus valoraciones sobre el país. Un día más tarde, el canciller, José Antonio Meade, secundó las palabras de su subsecretario. Ante estas acusaciones, Méndez negó en la misiva que sus informes violen el Código de Conducta y dijo que llegó a la conclusión de que la tortura en México es generalizada "bajo el entendimiento de que su Gobierno me invitó a conducir una visita para realizar una evaluación sincera de la situación, no para minimizarla o presentarla bajo la mejor luz posible".

La cancillería mexicana dijo hoy (05.04.2015) que, con este comunicado, se "da por concluido este diferendo", pero continuó insistiendo en que en las afirmaciones del relator de la ONU hubo inconsistencias e incongruencias. "(Méndez) indica que, cuando se lleva a cabo, la tortura se realiza entre el momento de la detención y la puesta a disposición de la persona ante el juez. Nuevamente, todo esto no es congruente con la afirmación de que la tortura se practica en forma generalizada", apunta. Además, la SRE acusa a Méndez de ser "inconsistente entre lo que afirma de manera pública, en los medios de comunicación, y lo que refiere en su informe final".

MS (efe/www.sre.gob.mex)