México rechaza palabras de Rick Perry sobre inmigración | América Latina | DW | 17.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México rechaza palabras de Rick Perry sobre inmigración

El gobernador de Texas dijo que la crisis de inmigrantes se debe a que el gobierno de Peña Nieto ha fracasado en el control de sus fronteras.

Una ácida polémica se ha desatado entre Texas y México, luego de que el gobernador del estado estadounidense, el republicano Rick Perry, diera a conocer este miércoles (17.09.2014) el contenido de una carta que envió al presidente Enrique Peña Nieto, donde asegura que parte de la responsabilidad por la crisis que vive EE.UU. por la oleada de niños inmigrantes se debe a que México no ha sabido resguardar bien su frontera sur.

“Nuestros actuales desafíos son en parte una consecuencia del fracaso del gobierno de México a la hora de asegurar su frontera sur de la inmigración ilegal de niños no acompañados y otros individuos procedentes de Centroamérica o de desplegar recursos adecuados para controlar los elementos criminales en México”, escribió Perry, quien también invitó a Peña Nieto a conocer “de primera mano el profesionalismo de nuestros soldados”.

Perry escribió la carta en respuesta a unos comentarios de Peña Nieto.

Perry escribió la carta en respuesta a unos comentarios de Peña Nieto.

Esta carta se presenta una semana después de que Peña Nieto dijera que el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera entre Texas y México, cuyo objetivo sería contener la llegada de inmigrantes, “no sólo es desagradable, sino que es condenable”, además de sostener que el despliegue militar “no se inscribe en el espíritu de cordialidad y de buena amistad entre los dos países”.

Aspiraciones presidenciales

La reacción de México a la carta de Perry no se dejó esperar y corrió por cuenta del subsecretario para América del Norte, Sergio Alcocer, quien dijo que su país “lamenta que los comentarios que se vierten en este comunicado no estén sustentados en la realidad”. Asimismo, la autoridad mexicana dijo que su gobierno seguiría trabajando en estos temas “con el gobierno federal estadounidense”.

“No es un tema, como se ha reiterado, de seguridad. Es un tema de otro tipo y, por otro lado, como se ha señalado por el propio gobierno estadounidense, las cifras a las cuales se hace referencia de manera indirecta no sostienen los dichos que se plantean en este comunicado que expidió el gobierno de Texas”, dijo Alcocer. En EE.UU. los demócratas estiman que las aspiraciones presidenciales de Perry tienen mucho que ver en sus últimas decisiones.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda