México: qué debe cambiar | Diga usted | DW | 18.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Diga usted

México: qué debe cambiar

La situación de impunidad e inseguridad en México sigue preocupando a nuestros usuarios, y el derecho a una muerte digna es otro de los temas más comentados.

Peña Nieto, entre la espada y la pared

La imagen del presidente Peña Nieto viene fabricada por el lobby de la publicidad. A diferencia del artículo que menciona logros en el Estado de México, en la realidad, son logros a medias, ya que estuvieron empañados de gran corrupción en la licitación, asignación y desarrollo de las obras. La desaparición de mujeres, la fragmentación de comunidades, el despojo de tierras para el desarrollo de proyectos (nuevo aeropuerto), así como el incremento de la inseguridad pública, fueron las principales características de su gobierno. Los gobiernos de los últimos cuatro sexenios han ido escalando de ser cómplices del narcotráfico hasta ser el narco en sí mismo, lo que nos ha llevado a tener un narcogobierno. En donde policía, militares marinos, policías municipales, alcaldes, gobernadores, en gran mayoría del centro y norte de México son los que manejan el crimen organizado, generando grandes dividendos económicos, superiores a cualquier actividad económica tradicional.

¿Qué hacer? Creo que la respuesta está en la organización desde abajo a nivel colonia, barrio, ciudad para empoderar un proceso de gestión municipal, estatal y nacional de carácter participativo y horizontal. En donde se llegue a consensos construidos y sentidos por todos a través de representantes, valorados y votados en base a resultados, previamente acordados con sus barrios o comunidades. Un nuevo tipo de institucionalidad en que los partidos políticos, representantes parlamentarios, reciban un apoyo económico basado en resultados de beneficio comunitario.

Joel Valencia, México

El proceso mexicano: mayor violencia, corrupción de mandatarios, dominio del narcotráfico, violación extrema de los derechos humanos, creación de grupos paramilitares supuestamente para defender la sociedad, entrega del país a multinacionales ahora llamadas "inversores extranjeros", envío legal o ilegal de armas al país provenientes, en su mayoría, de los Estados Unidos. Operaciones como Rápido y Furioso realizadas por la DEA o la CIA no son nada nuevo ni desconocido en el mundo, es el mismo modelo aplicado a países como Colombia y nada se puede hacer porque son las oligarquías nacionales de cada país asociadas con las bandas económicas legales del mundo, como son las multinacionales americanas o europeas.

María Cristina Quiroga, Colombia

La nota es interesante, sin embargo, parece que hablan de otro país. Peña Nieto dentro del país no ha impulsado nada. Nos subieron los impuestos hasta en el alimento para mascotas porque dice el secretario de Hacienda que es un lujo tener un animal de compañía. Incluso pretendían cobrar impuestos en las colegiaturas. Pero los sueldos no los suben. El salario mínimo en México es sólo $57.98, el equivalente a 3.51 euros. Es una verdadera burla. Un kilo de tortilla cuesta $12. Un litro de leche cuesta alrededor de $14.50. Al día la gente se gasta entre $20 y $50 en transporte. ¿Cómo es posible que con un salario mínimo como éste la gente pueda vivir dignamente? Éste no es un país rico ni seguro. Es rico solamente para aquellos que siempre han estado en las capas sociales altas: empresarios, los dueños de los grandes corporativos, políticos (corruptos casi todos ellos, no importa de qué partido político sean). No es un país seguro. Siempre se ha sabido que las autoridades no defienden a la ciudadanía. Sólo hay que ver el número de desaparecidos y muertos. No sabes si cuidarte de los criminales o de las autoridades, que casi siempre son los mismos.

En mi opinión éste es uno de los peores países para vivir: pobre e inseguro, con un sistema educativo malísimo, un sistema de seguridad social que da risa. La clase media no tiene posibilidades de crecimiento ni de mejoría. Y para colmo tenemos uno de los presidentes más ignorantes. Es una vergüenza. No, definitivamente en México no hay crecimiento económico ni seguridad.

Nancy Rebeca Márquez Arzate, México

Peña Nieto y su partido PRI habían logrado posicionar una muy buena imagen en el extranjero, sobre todo, por las reformas de la Constitución, pero todo se vino abajo en un par de semanas con el asesinato de los normalistas. Y éstas son sólo algunas de muchas muertes espantosas que suceden en México. Es una lástima que como mexicano sienta pena, pero no puedo sentir otra cosa por ver cómo mi país se descompone cada vez más, sin que se vea una forma de arreglarlo.

Las reformas que se hicieron en la Constitución son una broma de mal gusto. Sobre todo, la fiscal en la que existimos pocos mexicanos pagando muchos impuestos. De hecho, es una carga tributaria que como emprendedor te come si la sigues al pie de la letra. Por eso, es un secreto a voces que todo pequeño y mediano empresario busca estrategias para no pagar todo, por que de lo contrario los negocios quebrarían. Es decir, el sistema nos lleva a ser corruptos, porque además vemos en las calles personas que hacen dinero sin tener que pagar impuestos. Muchos negocios informales, las calles tomadas por tienditas o pequeños puestos improvisados que además de hacer fea la imagen urbana, también deterioran el patrimonio público sin pagar nada a Hacienda. Hay colonias enteras donde reina la impunidad, como Tepito, en la Ciudad de México. Esa carga fiscal siempre ha sido grande para pocos y muchos pagan muy poco o no pagan nada.

Y las grandes empresas también evaden impuestos, pero con prácticas más sucias, como la compra de gobernantes o por privilegios de supuestos créditos fiscales en los que sus deudas se congelan un tiempo para pagar después, cuestión que no sucede, pues cuando llega la fecha de pago, el gobierno decide cancelar esas deudas y esconder bajo secreto la lista de empresas que tienen deudas por miles de millones de euros.

Lo que esto provoca es que haya una urbanidad mediocre, educación mediocre, servicios mediocres y, así, con gobernantes mediocres, como Peña Nieto, que están ahí sólo por su afán de poder y dinero.

Eduardo Quiroz, México

Parlamento alemán debate el suicidio asistido

Cada persona tiene el derecho de decidir sobre su manera de acabar con su vida, sobre todo, cuando tiene una enfermedad terminal y no desea sufrir. Es una cuestión moral, que ni un gobierno ni nadie ajeno tiene derecho a decidir. Mi vida es mía.

Manuel López, España

Si el ser humano tiene libre albedrío, debería poder decidir si quiere tener una muerte asistida. Meter al estado o imponer leyes que no permitan la libertad de elección solo destruye lo poco que queda de la libertad humana. Los que no quieran hacerlo, pues que no lo hagan, pero los que sí quieren hacerlo, pues que tengan toda la libertad.

Rolando Leiva, Costa Rica

Estoy de acuerdo y me parece que se debería de respetar la decisión de una persona, la cual teniendo un motivo, no desee seguir viviendo y tenga que quitarse la vida implicando a terceros, lo cual se trata de suicidio y no de una voluntad propia sin afectar a los demás.

Eduardo Gustavo Figueredo Carballo, Cuba

Deustsche Welle no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios. Deustsche Welle se reserva el derecho de cambiar, reducir u omitir parte de los comentarios de los usuarios.

¿Desea saber más sobre los temas de opinión? Cliquee en los títulos de los artículos y compártalos con otros lectores. Su opinión nos interesa. ¡Escríbanos!

Si desea leer más opiniones sobre estos temas en Facebook, por favor, acceda a http://www.facebook.com/dw.espanol

DW recomienda